domingo, 30 de diciembre de 2007

El asesinato de Jesse James a manos del cobarde Robert Ford

Enorme título que se alarga y se alarga y nos da una pista de que es lo que podemos encontrar en esta cinta que ha pasado absolutamente desapercibida por televisión, anuncios, trailers en el cine... A veces me sorprende la industria.

Bueno, aquí un servidor es fanático del genero western, al menos del bueno. El mejor para un servidor fue aquel que no se tomaba a si mismo en serio, salia Clint Eastwood, le ponía música Ennio Morricone, el malo era Lee Van Cleft y lo dirigía Sergio Leone. Si, reduce mucho las posibilidades.

Después de una época en la que se producían como churros, el western cayo en una especie de ostracismo, hasta que fue rescatado con películas que eran mucho más sombrías, oscuras y nada moralizantes. Sin personajes "buenos", solo hombres malvados que caían a manos de hombres malvados en un mundo sin ley que se estaba acabando con la llegada de la civilización.

Nos llegaron los Western Crepusculares, en cuyo ámbito podemos englobar algunos de los mejores ejemplos del genero, como "Sin Perdón", "El jinete pálido" y otro gran número de ellas.

Y llegamos a esta película, la historia de la muerte de Jesse James. Vamos para el cine que es un western, me dije.

OPINIÓN...
OJO REVELACIÓN DE DATOS IMPORTANTES DE LA TRAMA
(O COMO DICEN LOS CHORRAS, SPOILER)

El asesinato de Jesse James a manos del cobarde Robert Ford





Pues no, no era un western. Para que os hagáis una idea, en una película de dos horas y tres cuartos, el primer muerto victima de un tiroteo no aparece hasta casi la mitad de la película, y en total, hay tres. Por tanto, en esta película faltan algunos ingredientes especiales de los western.

Porque en realidad es una película que trata de los ídolos de la sociedad, de la forma en que entronizamos a personas que no lo merecen. Y de lo peligroso que puede ser para nosotros, conocer en persona a nuestros ídolos.

La cinta comienza con uno de los últimos golpes de los hermanos James, que para la ocasión se han rodeado de una banda de muertos de hambre y aspirantes a pistoleros, entre los que se encuentran los tres hermanos Ford. El menor de ellos, Robert "Bob" Ford, admira a Jesse James hasta casi el ridículo, sabiendo cada dato que los panfletos han publicado, y busca con desesperación caer bien a los hermanos James, convertirse en uno de sus socios habituales. Sin embargo, sus intentos no son agradecidos, y desde un principio es tratado como lo que es, un novato con ganas de gloria o convertirse en un pistolero de folletín.



Después del asalto al tren, la banda se reparte el botín, pero algunos miembros de la banda permanecen cerca, esperando las indicaciones de los dos hermanos James. Entonces es cuando Bob empieza a conocer de cerca a su ídolo de la niñez, Jesse. Al principio, encaja sus desprecios y desaires con tranquilidad. Posteriormente eso se va convirtiendo en frustración. Y conocer a su ídolo, solo le hace más y más humano.



Después de unas andanzas, un asunto entre dos miembros de la banda, Dick Liddil y Wood Hite, primo este ultimo de Jesse, termina a tiros y deja a Bob en una situación en la que puede elegir de que parte ponerse. Opta por volar la cabeza a Hite antes de que este mate a Liddil y eso le convierte en el asesino del primo favorito de Jesse, algo que si llega a sus oídos le costara la vida.

Tras una tensa comida en la que todos tratan de evitar que Jesse se entere de lo sucedido, Jesse se huele algo y termina por desairar definitivamente a Bob, ridiculizando su pasión por el mismo.



Eso empuja a Bob a las autoridades, a traicionar a sus amigos, a vender a Jesse, y finalmente, a matar a su ídolo, en una escena llena de dramatismo y tensión.



La película, después del asesinato de Jesse, se dedica a mostrarnos en veinte minutos, lo que eso significo para Bob, autentico protagonista de la película.

En principio diré, como dije antes, que no es un western, pero si una hermosa película. Para mi gusto quizás algo lenta, pero se ve que es una cinta que no tiene prisa en contar lo que quiere decir.

Las interpretaciones parecen diseñadas para la gala de los oscars. La de Brad Pitt, interpretando a Jesse James, solo me pareció una extensión de su papel de alter ego de Tyler Durden en "El Club de la lucha". Nos presenta a un Jesse algo psicótico, con un síndrome maníaco depresivo y muy consciente de que su momento se acaba de tal forma, que hasta facilita las cosas a su asesino. Casey Affleck, por otro lado, ejerce un papel estupendo a lo largo de toda la película, otorgando una personalidad de autentico reptil Bob, dando lastima, grima, pena, y posteriormente al asesinato, algo de compasión. Es de largo la mejor actuación de la película. También quiero destacar a Paul Schneider, a cargo del personaje Dick Liddil, un seductor que da miedo solo la forma en la que mira.

Planos de enormes campos nevados, se alternan con escenas hogareñas en la penumbra de la noche, campos de enormes trigales donde unos personajes sin rumbo no paran de mirar al horizonte, y todo ello, apoyado en una fotografía que define los exteriores en marcados tonos blanco y negro, e interiores en sepia, como fotografías viejas. Juega además con efectos de lentes cuando trata de recordar con la voz en off del narrador cuando rememora los hechos que sucedieron a la muerte de Jesse, pequeños momentos repartidos a lo largo de la película.

La música, de las batutas de Nick Cave y Warren Ellis, es como la película, algo lenta, plena de instrumentos de cuerda, pero notable, agradable y significativa en cada momento.

La dirección, a cargo de Andrew Dominik, un casi novato que en sus dos cintas parece haber querido centrarse en las biografías de criminales reconocidos, parece querer estirar los planos de paisajes como si quisiera homenajear al mismo Kurosawa.

La conclusión es positiva, una película agradable de ver, que hace pensar en lo estúpida que es la sociedad erigiendo ídolos y como se enfrentan a ellos las personas corrientes. Incluso las mismas personas que los encarnan. Algo parecido a lo que intentaba "Asesinos Natos", pero con más acierto. Del lado negativo, diré que la película es muuuy lenta, y que debido a su mala propaganda, posiblemente pase sin pena ni gloria por las carteleras.

Aun a pesar de Brad Pitt.

Conclusion: 7 de 10 Una buena pelicula para ver con tranquilidad y luego pensar.

miércoles, 26 de diciembre de 2007

Soy leyenda (opinión)

Bueno, día de Navidad, pequeña tarde de colegueo. Sergio me permite usar su ordenador para colgar mi pequeño relato de los eventos sucedidos en Málaga, así como las fotos. Un chaval majo, di que sí.

El caso es que en medio de unos dolores de pecho terribles, después de una charla sobre el rumbo que toman nuestras partidas de rol, se comienza una partida de D&D, que nuevamente, no podré jugar mas que en fechas concretas. Es odioso vivir tan lejos de los colegas, me hace sentir desconectado. Y también las partidas son muy confusas para mí, me cuesta concentrarme en los personajes. Así que, prefiero dejar de lado la posibilidad de disputar una partida, y subir a comprobar que películas hay en cartel. Y mira, hay dos que quiero ver, al menos dos.

Y por horario, nos toca Soy Leyenda.

OPINIÓN...
OJO REVELACIÓN DE DATOS IMPORTANTES DE LA TRAMA
(O COMO DICEN LOS CHORRAS, SPOILER)





Bueno, Soy Leyenda fue en su día una novela grandiosa aunque paradójicamente cortita, de Richard Matheson. Matheson es uno de esos autores que le pasa a uno desapercibido hasta que se documenta, y se da cuenta de la influencia que han tenido en el cine (entre otras "El diablo sobre ruedas" y "El increible hombre menguante").
"Soy Leyenda" es una de esas obras que uno mira con curiosidad y pereza en la biblioteca y por su reducido tamaño decide que les puede dar una oportunidad. Recuerdo perfectamente la carga de filosofía y critica social que conllevaba la novela. Las conclusiones que uno sacaba era que todas las sociedades calificaban como monstruo al que no vivía según sus reglas independientemente de que sus valores morales, sus intenciones o sus meritos pudieran ser mayores que cualquiera de los que defendía dicha sociedad civilizada.

En su día, la novela fue adaptada torticeramente en la película "El último hombre vivo", interpretada por Charlon Heston. Una película de la época de "Soylent Green" y "El planeta de los simios", a la que esta nueva versión hace su particular homenaje en los primeros y muy interesantes minutos de metraje, en los que el guión convierte un Shelby rojo precioso en una suerte de depredador de la sabana, mientras el protagonista conduce y trata de disparar a uno de los ciervos de la manada que ronda la ciudad de Nueva York. Pero entremos en detalles.

Robert Neville es un teniente coronel del ejercito de los Estados Unidos que hace tres años vio como todo su mundo se colapso por culpa de alguien que como casi siempre que ocurre una desgracia, solo pretendía hacer lo correcto. El virus K, diseñado para curar el cáncer, parece que ha mutado y ha retomado su virulencia original (desarrollado a partir de cepas del sarampión común), y provocar una suerte de síntomas que recuerdan a una rabia acelerada (algo así como la infección de "28 días después").



Su mujer, su hija, su empleo, su ciudad... toda la gente ha muerto o se ha convertido en algo peor. Seres que movidos por una rabia infinita, atacan a todo lo que se pone a su alcance, que no pueden salir a la luz del sol porque los quema al reaccionar su piel sin pigmento ni pelo a los rayos ultravioletas, incapaces del menor gesto racional. Que les atrae la sangre.



Sin embargo Neville no pierde la esperanza de hallar una cura. Él es una persona que no se ha infectado. Es uno de ese mínimo porcentaje que jamás se infectan de una enfermedad concreta, y en su sangre esta la cura. Para ello realiza experimentos con ratas, mientras patrulla la ciudad como si fuera un gigantesco supermercado acompañado de su amiga Samantha, una perra pastor alemán, el cachorro que su hija le entrega poco antes de morir.



Su rutina de despertar, hacer ejercicio, desayunar, experimentar, salir de compras, a por una película nueva y a recolectar algo de maíz que crece salvaje en Central Park o cazar un venado con algo de suerte le sirven para alejar la locura derivada de ser el último ser humano con vida que conoce. Todo los días manda un mensaje por la banda de radio. Todos los días al mediodía, esta esperando en el muelle. El mismo muelle en el que vio morir a su familia, a la espera de una nueva.

Hasta que finalmente, uno de los sueros parece que da resultado en humanos, y tiene que capturar un ejemplar de infectado para hacer pruebas. Uno más. Quizás esta vez tenga algo mas de suerte.

La interpretación, derivada de este guión solitario, esta sostenida en casi un 75% por Will Smith, un actor que he pasado de despreciar a ir paulatinamente admirando (las cosas cambiaron bastante con "Ali"), y finalmente con esta película se ha ganado bastante de mi respeto. Transmite en todo momento una sensación acorde con lo que creo que debió querer transmitir los guionistas que efectuaron la adaptación de la novela.

Un guión, fruto de una adaptacion de Mark Protosevich y Akiva Goldsman, que dicho sea de paso, es una fabulosa adaptación. Tomando una idea original, hacen una idea propia, dejando sorpresas al espectador que haya hecho los deberes y haya leído previamente la novela en que se basa la historia.

También, al final de la película, aparece una nueva familia para Neville, una mujer y un niño que huyeron del Brasil y van rumbo a un refugio en las montañas. La mujer, particularmente bella, me sonó desde el principio aunque no fui capaz de ubicarla. Finalmente los créditos me aclararon el misterio. La señorita Alice Braga es digna sucesora de su tia, Sonia Braga, y consigue no quedar atrás del señor Smith.



La música ha sido creada por James Newton Howard, y en todo momento refuerza las interpretaciones de Will Smith, llevándome al punto de las lagrimas en algunos momentos de la película, sobre todo en los momentos de remembranza de los momentos finales del mundo civilizado que tiene el protagonista mientras duerme. También aparecen algunas canciones para reforzar, en particular, de Bob Marley.

La dirección, a cargo de un desconocido para mí, Francis Lawrence, director de videoclips que dio su gran paso al cine grande con Constantine, es mas que digna, es notable. La película no decae en ningún momento, pues dosifica los momentos de acción en pequeñas gotas inteligentemente esparcidas a lo largo del metraje, de tal manera que nunca deja de reflexionar, pero nunca deja de emocionar. Y además, contra mi temor inicial, la película no es una excusa para dar un papel de lucimiento físico al señor Smith, sirviéndonos una película de acción sin sentido. Al contrario, habrá muchas personas que no salgan satisfechos del cine pensando que iban a ver una especie de "Underworld".

Del lado negativo tengo pocas cosas que decir. Que la película parece un gigantesco anuncio de Apple, Ipod, Ford y otras marcas. Pero realmente muy poco más.

Como curiosidad les diré que casi al principio de la película, que se sitúa en el 2012 (tres años después del 2009), un gigantesco cartel en Time's Square, anuncia una película que mezcla a dos superhéroes de DC, Batman y Superman. Atentos a sus pantallas.



Las conclusiones no pueden ser más favorables. No puedo recordar la ultima película que recuerde que me dejara tan buen sabor de boca. Quizás "V de Vendetta". Y con eso, creo que se dice todo.

Conclusión: 8 de 10 Una grata sorpresa de Navidad.

martes, 25 de diciembre de 2007

Jornadas Ayudar Jugando 2007

Bueno, como dijo el profeta Andrés Santamaría... "todas las cosas tienen un final, menos las salchichas, que tienen dos".

Recién cogidas mis vacaciones de Navidad (una tradición inexcusable para un niño atrapado en el cuerpo de un adulto como soy yo), agarro de nuevo mi coche, aunque por poco tiempo ya de mi propiedad, y le arreo otro chorro de kilómetros. El rumbo, por tercera vez en apenas mes y medio, es Barcelona.

Después de una primera tarde - noche en la cual se cumple con el ritual de visitar a tantos y tantos amigos que Internet mete en mi casa a diario, de tomar una frugal cena, unas charlas amistosas y ponernos al día de los últimos sucedidos, cada cual se fue a dormir. En mi caso al hogar de Hagrid, es decir, Fiber, un tío que en otra vida debió de ser Anfitrión, el padre adoptivo de Hércules, porque el nombre le va como anillo al dedo.

La mañana siguiente discurrió entre compras acompañado de Draud y Akatsuki, pildoritas dulces en una original "farmacia" del centro, comics, mangas, largas caminatas y canciones berreadas por parte de los chicos o bien entonadas por parte de Akatsuki. Por desgracia, mi cerebro, necesitado de azúcar me dio un pequeño bajón y me quede algo amuermado. Lo lamento chicos.

Bueno, después de comer recogimos a la cómplice con la que había preparado una pequeña actividad plagiada a los chicos de ARMS. Llegaba Isil, con quien presentaría el Friki Musical, ayudado técnicamente por Fiber.

Y por fin pude ver la sagrada familia. Joer, a la tercera va la vencida. Pero para una vez que me acerco, esta en obras... que putada... (modo chiste)



Bueno, pusimos rumbo al Casinet, donde enseguida nos apalancamos con Valeria y Willow aprendiendo a jugar a todo lo que fuese menester... A fin de cuentas son las jornadas de juegos de mesa y demás demostraciones.





El asunto estaba en plena preparación. Las jornadas hasta ese momento consistían en un montón de tipos en camiseta naranja, llevando mesas y sillas de un sitio a otro, abriendo cajas, disponiendo su contenido a la vista y conspirando a puerta cerrada. En estas fotos podéis comprobar algo así como el "Como se hizo"...









En la Ludoteca ya se abría la posibilidad de retirar algún juego para aprender, disfrutar con los colegas o sencillamente mirar los bellos dibujillos. En la Sala 3, comenzaba una conferencia sobre el arte y ciencia del diseño de juegos de mesa. Sesudo tema donde los haya.



Bueno, aquella noche disfrutamos de una agradable cena, Willow, Valeria, Isil, Fiber, Draud y el que firma estas líneas en una tapería que se encuentra justo enfrente del recinto del Casinet. Y hala, para casita, a disfrutar de la comodidad del sofá de Fiber. Que al día siguiente es sábado y comienza la venta de ejemplares. Entre mis mantas soñaba con hacerme con esos módulos que mi colección ansia para sentirse completa...

Iluso...







Nuevamente, la idea es de mi filosofo de cabecera, Andrés. A la próxima convención friki me voy con un pastor eléctrico. Será la única manera de abrirse paso hasta el meollo de donde residen los objetos realmente interesantes en sitios como este. En fin...

Por fortuna, las jornadas no solo nos ofrecen sitios donde intercambiar moneda de curso legal por libros que pasaran a acumular polvo en nuestras estanterías, haciéndonos sentir más molones. También nos permiten jugar y por unos momentos, apartar los problemas de la cabeza.


















(Se parece a Hagrid, insisto)







Ahí estaba Natalia, buena amiga de Fiber a la que ya conocí en mi visita anterior, apasionada de la cultura de China hasta la médula, para enseñar a los tres frikis, Draud, Isil y un servidor, los entresijos del Mahgong. Que ya tenía ganas de conocer yo sus reglas.



Después de unas partidas, que por supuesto, gane, nos reclamaba la competición oficial. El divertido juego de "Time´s Up" (de la mano de Crómola, los creadores de "Jungle Speed") puso a prueba nuestra capacidad de definición primero (en la que ganamos con cierto margen), de retención y asociación verbal después (aquí nos estancamos un pelín), y para finalizar, de nuestra capacidad de expresión a través del lenguaje corporal y de la mímica (donde arrasamos claramente). Naturalmente, mis frikis y yo ganamos... ¿Cabía alguna otra posibilidad?



Después de una comida... rara, en un restaurante libanés, regresamos a las jornadas. De repente, el área de cómics estaba vacía y pudimos acercarnos sin sufrir ninguna herida de gravedad hasta la primera línea. Nota mental para otros años. Como los cómics y suplementos se van extrayendo de forma paulatina a medida que las cajas expositoras se vacían, lo mejor es confiar en la suerte y acudir a la hora de comer, que es cuando aquello se vacía, y uno puede revisar las existencias con calma, reflexionar sobre lo adecuado de la compra y demás tareas con la calma suficiente. Eso o tener una lista y un colega en la organización. Ambos métodos valen.

Los juegos y las actividades continuaban





(¿dónde se vio una reunión de frikis sin un "Dance Dance Revolution!")



, y ya por la tarde disfrutamos de una partida de "¡Sí Señor Oscuro!", unas copas antes de despedir a Akatsuki, que a pesar del sueño que la asediaba vino a vernos, y una rápida despedida, pues un cumpleaños con gente de tentencafe se había colado entre mis planes.
Dios, a veces odio ser tan popular :P.

Nuevo día. A pesar de los pesares y de haber dormido tan poco, llegaba el domingo, un domingo en que debería haberme disfrazado nuevamente de Duffman para presentar el concurso que pone a prueba vuestra agudeza auditiva y memoria friki. Por desgracia, ir con solo 5 horas de sueño es una manera fácil de olvidar cosas... como el disfraz.

Pero bueno, tampoco pasa nada. Después de hacer esperar mucho a la organización pudimos organizar un divertido concurso, aunque a la pobre Isil nadie reconocía su disfraz (¡PICARAAA joder!, ¿o es que no veis la mecha del pelo? ¡Casi se nos deprime!). Debo reconocer que el concurso llevaba mucho nivel, pero también había gente con nivel. Y desgraciadamente, como hacia de maestro de ceremonias, no pude hacer ninguna foto. Agradeceré que alguno de los que estéis leyendo estas líneas y dispongáis de alguna instantánea, me la hagáis llegar o la publiquéis en la zona de comentarios.

Bueno, después de aquello, mi deber como friki estaba cumplido. Después de comer en un buffet libre de estilo wok oriental, donde incluso pegue una cabezada, volvimos para estar presentes en la subasta final. Mientras comenzaba, disfrutamos de una partida de "Fairy Tales", junto a Valeria y Willow, un juego, que sinceramente chicos... me pareció demasiado confuso.

Bueno, llegaba el gran momento. Las pujas.



Fue cruel. Se rompieron amistades, matrimonios y reputaciones, pero había muchas cosas por las que pujar y egos que inflar... Servidor intento hacerse con un "V de Vendetta" firmado por David Lloyd, y no pudo ser, pues me plante en 114 €, mientras Cauche, fue capaz de llegar a 116. También intenté hacerme por un cómic de "Mortadelo y Filemon", pero también se me escapo por 66 €. Es frustrante...
Incluso llegue a pujar 75 € por un libro de Harry Potter firmado por su autora, que algún perturbado, no diré cual, llevo la puja hasta los 200 €. Como somos los frikis.

Pero que coño, como es para los niños, me hice con la camiseta de Ricard Ibáñez. No por Ibáñez sino porque en su camiseta aparece mi adorado Monstruo de las Galletas, mi avatar personal, mi imagen virtual. Actualmente, la camiseta se encuentra en una lavadora donde permanecerá durante las tres próximas semanas en el programa de lavado NBQ.

En fin, finalizando. Acaba un año de frikis, un año que bien podría ser el comienzo de un libro al estilo J. J. Benitez... no sé, algo como "100.000 kilómetros tras los frikis". Un año en el que mis contactos del mesenger se han duplicado. Un año en el que mi pasión por fotografiar nuestras pasiones me ha llevado a sitios que jamás había pisado. Un año que ha cambiado mis miedos. Un año que ha ampliado un poco mis horizontes.

Y el que viene se plantea aun mejor. Este solo fue una toma de contacto. El comienzo.
Maldita sea... ¿dónde me compro un salacot?
Muchas más noticias de eventos frikis, críticas de cine, de cómic, y pensamientos tremebundos y sesudos en el 2008.

Gracias por leerme.
Y Felices Fiestas.

P.S: He llegado a la conclusion de que mi mochila de Yoda liga mas que yo... pero para todos aquellos que quereis saber donde conseguir una similar... Aqui la encontrais.... No me deis las gracias todos a la vez :)

Dedicado a los que sé que me leen, Alba, Eduard, Henar, la otra Henar, Fiber, Sergio, Kat, y tantos otros que me han dicho que me leen, cuyos nombres no recuerdo, pero sus caras si se me aparecen. Vosotros hacéis que cada segundo que gasto escribiendo estas líneas merezca la pena.

A Sergio, por prestarme tu ordenador y tu ADSL para subir esta bitácora... es duro estar lejos de casa.

Y a Andrés, por ser tan majo. Ahora mi colección se siente un poco más completa.

domingo, 16 de diciembre de 2007

1408 (opinión)

El otro día debía haber puesto esta bitácora, pero me parecía excesivo tres en una misma jornada. Como añadido a la anterior diré que después de que el salón del cómic terminase (al menos para nosotros), Kat, este que os habla y JA nos fuimos al centro comercial Augusta a comernos un kebab (especialidad culinaria turca a la que este servidor a introducido a nuestra joven acompañante en el pasado Expocomic y ahora no parece querer dejar), y a ver una película. Una de miedo a poder ser...

Por desgracia, no había ninguna película de miedo en cartelera...

OPINIÓN...
OJO REVELACIÓN DE DATOS IMPORTANTES DE LA TRAMA
(O COMO DICEN LOS CHORRAS, SPOILER)






Bueno, la película entra a saco. Nos presenta al protagonista, Mike Enslin, interpretado por un flojo John Cusack, un tipo que se dedica a escribir guías de viaje sobre lugares encantados, dominadas por el numero 10. Al parecer, en ningún lugar se ha encontrado un verdadero fantasma o hecho paranormal, aunque eso no le impide que venda sus guías como churros a gente esperanzada en ver o tener un autentico contacto con el mundo paranormal.


Y el caso, es que recibe varios folletos de muchos lugares encantados que valdría la pena visitar para su próximo libro, y entre ellos, una postal que solo dice una cosa "No entre en la habitación 1408". Y claro... se pica. Ahora ya no puede ir a otro sitio que no sea esa habitación en el acogedor hotel Dolphin.

Llega al mencionado hotel esquivando encontrarse o mencionárselo a su mujer, a la que abandono cuando falleció su hija (no dicen de que), evento que le convirtió en un redomado escéptico. Una vez allí, el Señor Olin, gerente del hotel, interpretado con muchísima corrección por Samuel L. Jackson, trata por todos los medios de disuadirle de entrar en la habitación. Contra lo que Mike sabe, resulta que son 56 personas más han muerto, porque las muertes "naturales" no aparecen en las noticias. Y ninguna ha durado más de una hora.

Sin embargo Mike piensa que no es más que una insistente maniobra para que entre en la habitación y la incluya en su próxima guía... a pesar de los esfuerzos del Gerente, Mike consigue entrar en la siniestra habitación del hotel.


Al principio, lo más tenebroso que ocurre es que el aire acondicionado no funciona. Se ve obligado a abrir las ventanas y la malvadísima habitación comete su primer acto terrible... le pesca la mano y se la rompe, la izquierda. Y pum, ahora si creo en fantasmas... El reloj despertador marca una hora en cuenta atrás y el señor Mike ya sabe que la habitación se ha marcado el reto de conseguir su víctima numero 57.

En fin, la película reposa casi al 80% en la interpretación de John Cusack... y lo cierto es que no es el mejor que hayamos visto. El personaje parece un poco al John Kelso de Medianoche en el Jardin del Bien y del Mal, aunque claro, a años luz de aquel personaje que aun no siendo de sus mejores interpretaciones, quedo absorbido por los monstruos que lo rodeaban.

En esta nadie hay para hacerle sombra, y lo cierto es que en parte por el guión (creo que el gran culpable), en parte por si mismo, la película no acabo de convencerme. Me aburrí. No me sobresalte más que una vez, y todos los intentos de sustos fueron convencionales. No me resulto soportable el hecho de que el protagonista pase del escepticismo a la credulidad absoluta por el hecho de que una ventana le hiere (hasta ese momento encontraba explicaciones la mar de ingeniosas para todos los pequeños detalles que iniciaban lo que los parapsicólogos definirían como psicorragia). Ya casi al final de la cinta, ocurre un anticlimax que es tan obvio y previsible que me enfadó. Regresamos a la habitación y le aplicamos un final que confunde el papel de Samuel L. Jackson, y se decanta por uno de tantos posibles tópicos.

La música no pasa de intrascendente. Los efectos son interesantes, pero copiados, con claras influencias del cine asiático (en concreto, las imágenes fantasmales que parecen extraídas de un televisor antiguo). Al menos no abusan de los movimientos bruscos de cámara.

Si me gusto el humor negro, negrísimo de la falsa telefonista de sus sugerencias de como abandonar la habitación. Pero es el único de sus puntos a favor. Se hace larga.


En fin, tampoco es para ponerse así... El director de esta película, el señor Mikael Håfström, un sueco del que no tenia noticia pero que parece que se dedica a este genero, entra a formar parte de una élite que intentaron adaptar una novela de terror de la factoría Stephen King y fracasaron estrepitosamente, entre los que encontramos a Brian De Palma (Carrie), Tobe Hooper (Salem's Lot), Stanley Kubrick (The Shining) y John Carpenter (Christine). Si ni siquiera mi querido John pudo hacer que el maldito coche diera miedo (palabras textuales), lo cierto es que casi nadie puede adaptar novelas de terror de King de forma decente. Debe ser algo de su estructura o las palabras que usa King para dar miedo, más que las imágenes.

Una película, en definitiva, mediocre, que no arranca más que bostezos y alguna que otra carcajada en un interminable desfile de manidos tópicos del género.

CONCLUSIÓN: 4 DE 10 UNA PELI DE TERROR PARA TODA LA FAMILIA.

VI Salón del Cómic de Zaragoza

Y es que el único fin de semana que había marcado como de descanso de frikismo en los dos últimos meses del año, también estaba ocupado.



Casi sin saberlo, via una amiga de la ciudad del viento, me enteré de que ese fin de semana concreto tambien tendria una actividad friki... y nada, mi responsabilidad para con el frikismo es ir y relatar lo que alli acontezca... desde el punto de vista friki, desde luego.

Porque esta vez tendría que ser otro el que animase la fiesta, dado que yo estaba algo alicaído. Sigo pensando en nuevos disfraces, y en el futuro los habrá, o formas de dar la nota, pero en esta ocasión paso a un segundo plano.

Lo primero que cabe reseñar de este encuentro sobre el cómic, es su tamaño, más o menos como la mitad del Expocomic, lo que para una ciudad del tamaño de Zaragoza es algo realmente reseñable. Ademas, el lugar de organización, el salón principal del Auditorio de Zaragoza es un lugar amplio, bien calefactado (porque en el exterior hacia un frío que jodía), y el apoyo de las organizaciones locales de frikis, tiendas y lo bien comunicado de la zona, hacen que estas jornadas tengan una buena pinta y lo mejor, creo que un buen futuro.

Los organizadores, los chicos de MALAVIDA, nos plantean tres jornadas de diversión durante las cuales podréis comprar cómics, tanto novedades como algunas reliquias, mucho merchandising, hacer fotos a gente disfrazada de la manera más divertida y participar en todo tipo de actividades relacionadas, como talleres, concursos de baile o conferencias. Una perfecta alternativa de ocio friki para la ciudad de Zaragoza.







Pero en fin, en cuanto a lo que este vuestro hermano respecta, he de decir, que llegue al salón un sábado por la mañana, con un frío que confirmaba que finalmente el invierno se había acordado de fichar.



Entre al salón, directito al puesto de Medea Ediciones a encontrarme con mi frikieditor de cabecera, el inefable JA, el cual me contó algunas de sus novedades, y por el otro lado, primicias, que como soy un gran tio, no pienso revelar.

Me di unas vueltas por la zona, me compre un cómic de Robocop realmente patético (pero adoro a Robby), alguna que otra chapa, pues las colecciono de forma patológica, y esperé a una amiga que venia a demostrar su particular way of life... el movimiento Ghotic Lolita.



La amiga en cuestión es Kat, una fija de las quedadas frikis a las que he ido este año (ver entradas sobre el Salon del Manga y el Expocomic).

Una vez allí, dimos unas vueltas al salón (unas docenas), a admirar la gracia y el desparpajo que tienen los frikis de Zaraghotam City a la hora de disfrazarse, a la hora de actuar y a la hora de tomarse en serio su papel.






(Nota: La rata es real y estaba viva)


Mención especial merecían las amazonas sádicas que pululaban por el salón torturando a cuanto varón se les ponía a tiro...



Y hay alguien que se lo merezca más que JA?





Pues si hay alguien que se lo merecería más, y soy yo... pero las muy malvadas se negaban a azotarme como es debido. Se limitaban a acariciarme porque se suponía que eso me haría sufrir... ¿Quien entiende mejor a un masoquista sino una sádica amazona? Joder, necesito su teléfono.

A todo esto, Kat, después de dar una lección en la maquina de baile y de comprar camisetas muy chulas, después de comer con servidor en un chino donde nos quedamos hasta que los gritos que se escuchaban desde la cocina, los portazos, las carreras y las botellas desparramadas por algún sucio y oscuro pasillo nos indicaron que debían estar preparando las raciones de ternera de la cena (y salvo esto ultimo, no me invento nada... ¿tendrían al abuelo chino de [REC] dentro de la cocina?), y después de dar una vuelta por el Paseo de Independencia en busca de regalos de navidad (que no encontramos), volvimos al salón y aparecieron las amigas de Kat, las Ghotic Lolitas a cada cual más mona.

Juzgad...







Servidor no esta muy versado en el movimiento Ghotic Lolita. Es una influencia que vino del Japón y que consiste en un estilo de vestir decimonónico, recargado y con tendencias del romanticismo gótico. Cualquier cosa que diga acerca del tema sera un error, puesto que declaro mi total ignorancia sobre el tema. Lo que si que os recomiendo, es acudir a las fuentes...

Y aqui os dejo el foro de Lolita in wonderland y su pagina web.

Finalmente... ¿como me iba a ir de un evento friki sin salir yo en una foto, para verguenza de mis pobres padres?



Hasta la próxima queridos hermanos.

Les vimos en el Salon:
www.regalosdecine.com de Lleida, la mar de simpáticos... si encontráis un peluche de Mordisquitos avisadme.
www.icelands.com unos chicos de Vitoria que nos traen el desconocido comic de China.
www.elcoleccionistacomics.com unos chicos de Zaragoza a los que tengo que visitar en la busqueda de una serie limitada sobre la mayor pelea entre robots de escala humana que jamas vieron los tiempos... "Robocop Vs Terminator".

Y por último, mis admiradas Valkirias son parte de la troupe del grupo de animaciones medievales El Gran Teatro del Mundo... con razón les salia tan bien. Siendo profesionales...