miércoles, 7 de noviembre de 2007

XIII Salon del Manga

A modo de presentacion... Nota introductoria...

El Salon del Manga ha supuesto para mi, despues de dos años, conocer en persona a gente de una pagina web, www.tentencafe.com. No podia ser que hubiera pasado tanto tiempo, pero soy asi de vago.

¡Y deperrente! Gran quedada, pero grande de verdad. Casi una veintena de miembros de dicha pagina web se reunieron para el Salon del Manga, al que acudi, no tanto como friki del manga, sino como testigo de los tiempos frikis y reportero al uso. Algo asi como Goya, para entendernos...

Mil gracias a Fiber por darme alojamiento, acompañarme a modo de Sherpa, retratarme con tanto arte (este tipo apunta maneras), y por tener un corazon tan grande como pecho y barba.
¡Un abrazo tio... hablamos para Molina!

Y como no tengo ganas de rehacer la bitacora, ni de reescribirla, aqui va un vil fusilamiento. Que las disfruteis y os riais.



KDD Salon del Manga’07
La Crónica.




Después de dos días afónico, después de volver a casa y comprender que mi ordenador reclama a grito pelado un formateado, después de ser consciente del dinero gastado y lamentarme amargamente de mi falta de autocontrol... creo que las ideas comienzan a asentarse lo suficiente como para relatar lo sucedido en la quedada, sin caer en ñoñerías incomodas para nadie, pero sin caer tampoco en la parquedad que harían que los ausentes por los motivos que fueran, no fueran conscientes del evento que se han perdido, contribuyendo así al mayor y más grande éxito de la próxima quedada, que ha de surgir a no tardar. A servidor este mega-fin de semana le ha cargado las pilas para un par de meses cuando menos y ya os echa de menos a todos vosotros, frikis todos.

Muchos de los presentes ya me lo escuchasteis. Os habréis dado cuenta los que me habéis conocido que tengo el defectillo de repetirme un poco, por lo menos hasta ser consciente de que mi concurrencia ha captado el mensaje que deseo transmitir. De todas maneras, no he encontrado un símil mejor, por lo que ruego me perdonéis la reiteración.

Esta quedada ha sido como una película de John Carpenter. No importa demasiado ni lo que ha sucedido ni los hechos que nos han llevado hasta el final. Lo que cuenta es que el final ha estado de puta madre y nos ha dejado la sensación de que hemos sido participes de algo trascendental.

La quedada tuvo sus primeros movimientos al medio día del jueves. El joven Mario (Luffy), fue mi primer contactado (por aquello de mi divinidad), al que posteriormente se fueron agregando, uno detrás de otro, Victor (Hell), Nico (Koba), María (Arima), Ana (Niccta), Berlanguki, Juantxo, Benyato, Pelennor, Innuzuka, Razyel, Marc (Damonnn, perdón, Wheeljack), Arale, Keroy, Lopwr... amen de otro colegas no foreros, entre los que cabe destacar a la joven Kat, Alba (que técnicamente SI es del foro, solo que participa muy poquitín como Akatsuki), mi colega Fiber, Ratz... En fin una larga veintena de personas (fuimos creo que veintidós), que conformaban la avanzadilla de una épica agrupación de cuarenta personas que habían de poner colofón a la quedada dos días más tarde.





Reunidos todos y en buena hermandad, nos fuimos de comidas a un chino-tailandés y de allí, a dejarnos la pasta en el Salón, a comprar cómics, figuritas y chapas (que aun hay peña que me debe, como Arima, Innuzuka y más... vosotros sabéis quienes sois... además de Kat, que no se si admitir como pago a una chapa el que me regalase una insignia de la malvada Fluvi, la mascota de la Expo de Zaragoza). Después de una caótica visita, en la que entre frikis y más frikis, la gente se iba perdiendo y volviendo a encontrar.













Un detalle para próximas reuniones es que debemos tener todos presentes, el respeto a horarios prefijados, con los quince minutos de rigor. Pero no más. Aunque sin hacer de esto una tragedia.

Los de Fosters debieron pensar que la noche de Todos los Santos era su autentica pesadilla de Halloween. Es decir, si tu propaganda dice que pueden tomar tanta Pepsi (o refresco equivalente) como seas capaz, niégales la entrada a cuarenta roleros y frikis titulados con larga experiencia en tardes perdidas sentados a una mesa, bebiendo refrescos carbonatados y sin moverse a causa de la emoción. Las Fuerzas Especiales "Vejigas de acero" pueden llevarte de ese modo a la ruina.



Desgraciadamente, el día 2 se trabajaba, y eso hacia que el metro cerrase de forma prematura, a las cero horas, hora zulú. Nos recogimos más temprano de lo que a todos nos hubiera apetecido y muchos casi sin poder degustar las hamburguesas que tan mal les sentaron, supuestamente, a Niccta y a Pelennor.

El siguiente día, el viernes, fue el día de la babosa. Propongo, como divinidad de la religión de las galletas, que se establezca dicho día festivo, día de la babosa espacial. Y pensar que un servidor había planeado vestirse en realidad de Duffman. Pero el tiempo y mi malestar general (la garganta y los temblores que preceden al catarro) conspiraron en contra mía. O sea, no hacia malo, pero espero que comprendáis (y ni no a cascarla), que el disfraz se confecciono en verano, con materiales dignos de la tienda de chinos donde todo fue adquirido, lo que significa ropa liviana, lo que significa, que volviendo a las tres de la mañana eso es frío. Mucho frío. Y llevo dos días sin poder alzar la voz y enganchado a las pastillitas del tubo amarillo (Kat y Niccta, ya os pasare la factura). A falta de pan, buenas son tortas. Extraje de mi bolsa la babosa cerebral (Futurama), que mi mama me confeccionó siguiendo mis instrucciones, y a modo de sombrero, la lleve toda la mañana encima de la cabeza. ¿Habrase visto un cosplay más cutre y menos elaborado? Era llevar esa simple peineta y poner cara de estar en trance cuando me pedían la foto, pero... debieron caer más de treinta o cuarenta fotos. Algunas de ellas incluso ya colgadas en Internet. Si llego a convencer a mi pobre madre de confeccionarlas para su venta, aun me había sacado unas pelillas. Un éxito, pardiez. Y este dia... SI, FUE ESTE...
nos encontramos a frikis nuevos, como los entrañables Gabriss y Danych, pequeños coleguitas del foro a los que doblo en edad, pero de los que me siento más cercano que la gente de mi trabajo, por poner un ejemplo de fácil entendimiento (¿correcto, pequeños amigos?).











Después de aquello, algunos de nosotros nos fuimos a recoger al último miembro de nuestra expedición. Ultimo y además uno de los más esperados. Llegaba a la estación de Sants... El Dolor, Maru (Dai Abare), que había viajado con una sencilla maleta mayor que algunos apartamentos del centro de Madrid (y por lo menos de peso equiparable). Después de que Keroy y yo nos turnásemos para bajar por las escaleras del metro semejante mostrenco de maletón, con gran pesar de mi corazón hube de despedirme, pues un evento social de mi colega Fiber, y por extensión, mío propio, nos reclamaba, y ya no pude ver a nadie más hasta el día siguiente.



Día siguiente que fue bastante menos movido en el Salón. Me acerque con Fiber a recoger un encarguito (un par de básicos de Anima firmados por sus autores), así como un par de comics (“Ghost in the Shell”, “World of Fuzztons”, etc.), y como quiera que el resto de colegas de la quedada andaban durmiendo la mona del día anterior, del susto de verse abandonadas en el Salón sin guía local (pobres Arima y Kat) o recuperándose de la indisposición producida por las hamburguesas de Foster (supuestamente, insisto, supuestamente), nos volvimos a soltar lastre a la guarida de mi coleguita.




Una vez allí, Fiber tenia que atender unos asuntos personales, y yo me volví al Salón, donde una recuperada Niccta y Victor comenzaban una labor de "coche escoba", que se prolongaría desde las 1800 hasta casi las 2200 horas. En el Salón se juntaron conmigo, con Beny y su colega, con Gabriss y Danych (aunque posteriormente nos abandonaron recogidos puntualmente por su padre, un avatar de Papa Noel o de Alec Guiness en "Star Wars: EP IV - Una nueva esperanza"). Nos acercamos a la Plaza de Cataluña (¿cierto?), y allí, bajo la "escalera del revés" empezó a llegar la gente a lo largo de dos largas pero amenas horas, hasta que de nuevo, el mágico numero de los cuarenta frikis quedo establecido como la masa critica de la diversión, y fuimos todos en tropel a cenar al Pans&Company más cercano, para preparar el estomago para la larga ingesta de bebidas alcohólicas que se preveía. Después de la cena (de la que servidor se rajo, y posteriormente, despertado el hambre con nachos malignos y malévolas patatas, se tuvo que hacer con una porción de tarta de manzana y un capuchino) partimos para la zona de marcha, a un bar conocido como La Ovella Negra (www.laovellanegra.com), donde en una mesa digna de una juerga hobbit, nos aposentamos y dejamos caer las horas entre charlas, juergas, fotos, combates de flashes, cuasi-besos gay de los que fui protagonista (ese bigotito Nicooooo), partidas de futbolín, pulsos (Victor, amen de un avatar de Bob de "Twin Peaks", también es un avatar de Stallone en "Yo el Halcón"... ¡casi me parte el brazo, que burro!), poses de la Patrulla X, y demás pruebas de habilidad (yo parpadeo menos que tu Kat... el truco esta en no dejar de mover los ojos) y un impagable momento de Maru bailando sobre la mesa (hay fotos), para lo cual tuve que vender mi alma a esta diablesa... porque mira que nos costo convencerla.

En fin... como digo... un final estilo película de John Carpenter. Gracias por darme un fin de semana tan chulo con el que poder cargar las energías, que un servidor últimamente estaba en lowcharge, gracias por conocer a tanta gente maja, por confirmar y superar las expectativas, por las sonrisas, las risas y las carcajadas, y por comprender todos vosotros sutilmente que mi verdadera vocación en esta vida siempre fue la de payaso y dejarme ejercer en total libertad...

Lo dicho... Igual para vosotros ha sido un fin de semana algo largo común y corriente... pero para un servidor ha sido...

LE-GEN-DA-RY!!



P.S. Fotos cargadas... en especial la ultima en la que estoy DIVINO... Faltan fotos de Marc y de Maru, que se hizo de rogar, y una decente en la que Arima no disimule lo guapa que es para espantarse moscones de encima... Amen de alguna de la ultima y ya mitica noche

El Album, al completo y con las fotos a tamaño gordo...

http://picasaweb.google.com/davidmonivas/KDDSalonDelManga

2 comentarios:

Arima VII dijo...

Cruel ._.

Quaid dijo...

Eliminé la foto malhadada... y es que no le puedo negar nada a una morena...