domingo, 16 de diciembre de 2007

1408 (opinión)

El otro día debía haber puesto esta bitácora, pero me parecía excesivo tres en una misma jornada. Como añadido a la anterior diré que después de que el salón del cómic terminase (al menos para nosotros), Kat, este que os habla y JA nos fuimos al centro comercial Augusta a comernos un kebab (especialidad culinaria turca a la que este servidor a introducido a nuestra joven acompañante en el pasado Expocomic y ahora no parece querer dejar), y a ver una película. Una de miedo a poder ser...

Por desgracia, no había ninguna película de miedo en cartelera...

OPINIÓN...
OJO REVELACIÓN DE DATOS IMPORTANTES DE LA TRAMA
(O COMO DICEN LOS CHORRAS, SPOILER)






Bueno, la película entra a saco. Nos presenta al protagonista, Mike Enslin, interpretado por un flojo John Cusack, un tipo que se dedica a escribir guías de viaje sobre lugares encantados, dominadas por el numero 10. Al parecer, en ningún lugar se ha encontrado un verdadero fantasma o hecho paranormal, aunque eso no le impide que venda sus guías como churros a gente esperanzada en ver o tener un autentico contacto con el mundo paranormal.


Y el caso, es que recibe varios folletos de muchos lugares encantados que valdría la pena visitar para su próximo libro, y entre ellos, una postal que solo dice una cosa "No entre en la habitación 1408". Y claro... se pica. Ahora ya no puede ir a otro sitio que no sea esa habitación en el acogedor hotel Dolphin.

Llega al mencionado hotel esquivando encontrarse o mencionárselo a su mujer, a la que abandono cuando falleció su hija (no dicen de que), evento que le convirtió en un redomado escéptico. Una vez allí, el Señor Olin, gerente del hotel, interpretado con muchísima corrección por Samuel L. Jackson, trata por todos los medios de disuadirle de entrar en la habitación. Contra lo que Mike sabe, resulta que son 56 personas más han muerto, porque las muertes "naturales" no aparecen en las noticias. Y ninguna ha durado más de una hora.

Sin embargo Mike piensa que no es más que una insistente maniobra para que entre en la habitación y la incluya en su próxima guía... a pesar de los esfuerzos del Gerente, Mike consigue entrar en la siniestra habitación del hotel.


Al principio, lo más tenebroso que ocurre es que el aire acondicionado no funciona. Se ve obligado a abrir las ventanas y la malvadísima habitación comete su primer acto terrible... le pesca la mano y se la rompe, la izquierda. Y pum, ahora si creo en fantasmas... El reloj despertador marca una hora en cuenta atrás y el señor Mike ya sabe que la habitación se ha marcado el reto de conseguir su víctima numero 57.

En fin, la película reposa casi al 80% en la interpretación de John Cusack... y lo cierto es que no es el mejor que hayamos visto. El personaje parece un poco al John Kelso de Medianoche en el Jardin del Bien y del Mal, aunque claro, a años luz de aquel personaje que aun no siendo de sus mejores interpretaciones, quedo absorbido por los monstruos que lo rodeaban.

En esta nadie hay para hacerle sombra, y lo cierto es que en parte por el guión (creo que el gran culpable), en parte por si mismo, la película no acabo de convencerme. Me aburrí. No me sobresalte más que una vez, y todos los intentos de sustos fueron convencionales. No me resulto soportable el hecho de que el protagonista pase del escepticismo a la credulidad absoluta por el hecho de que una ventana le hiere (hasta ese momento encontraba explicaciones la mar de ingeniosas para todos los pequeños detalles que iniciaban lo que los parapsicólogos definirían como psicorragia). Ya casi al final de la cinta, ocurre un anticlimax que es tan obvio y previsible que me enfadó. Regresamos a la habitación y le aplicamos un final que confunde el papel de Samuel L. Jackson, y se decanta por uno de tantos posibles tópicos.

La música no pasa de intrascendente. Los efectos son interesantes, pero copiados, con claras influencias del cine asiático (en concreto, las imágenes fantasmales que parecen extraídas de un televisor antiguo). Al menos no abusan de los movimientos bruscos de cámara.

Si me gusto el humor negro, negrísimo de la falsa telefonista de sus sugerencias de como abandonar la habitación. Pero es el único de sus puntos a favor. Se hace larga.


En fin, tampoco es para ponerse así... El director de esta película, el señor Mikael Håfström, un sueco del que no tenia noticia pero que parece que se dedica a este genero, entra a formar parte de una élite que intentaron adaptar una novela de terror de la factoría Stephen King y fracasaron estrepitosamente, entre los que encontramos a Brian De Palma (Carrie), Tobe Hooper (Salem's Lot), Stanley Kubrick (The Shining) y John Carpenter (Christine). Si ni siquiera mi querido John pudo hacer que el maldito coche diera miedo (palabras textuales), lo cierto es que casi nadie puede adaptar novelas de terror de King de forma decente. Debe ser algo de su estructura o las palabras que usa King para dar miedo, más que las imágenes.

Una película, en definitiva, mediocre, que no arranca más que bostezos y alguna que otra carcajada en un interminable desfile de manidos tópicos del género.

CONCLUSIÓN: 4 DE 10 UNA PELI DE TERROR PARA TODA LA FAMILIA.

4 comentarios:

Pandora dijo...

pues pa mi el cusack no lo hace tan mal, no me parece floja su interpretación para nada... vale que el cambio de personalidad es mu brusco (no fues solo la ventana, la musica, los chocolates, y el agua a presion en la herida... de hecho para mi que queria mas bien salir por que le dolia la mano)

yo a la peli la apruebo, seguramente tu buscabas algo mas de miedito y esta se queda en entretenida (el problema de los trailers engañosos)

Sergio Ivan dijo...

La película he de reconocer que no la he visto, pero ya decantaba ser de esta manera viendo los trailers que nos habían mostrado.

Parece que me he ahorrado 6,50€ :)

Aunque por supuesto la veré en DVD :)

Frandvg dijo...

He leido varias opiniones de esta película, algunas malas otras mejores, pero al parecer no agradó a la mayoría.

A mi me gustó, sólo la he visto una vez, puede que a la segunda cambie de opinión. No suelo ser muy detallista en los errores de las películas, prefiero adaptarme a ellas siempre y cuando tengan una base solida de entretenimiento.

Me parece una historia original, un poco aburrida al comienzo, pero desde que el protagonista se ve a si mismo en la ventana de un edificio de en frente todo cambia y empieza por atraparte de algún modo la historia.

No observé desinteres ni sobreactuación en ninguno de los actores involucrados, pese a que casi toda la película se mueve en torno al personaje principal.

¡Buen argumento y buen final! (cosa dificil para este genero)

La recomiendo, no deja de ser sólo mi opinión. Y recomiendo a la hora de ver una película, no llevar un ojo tan crítico, si es que quieren disfrutarla, no existe la perfección. Desde que empecé a ver cine de los 80 y 70 he tenido que pasarme el swicht a la hora de ver una película, ya que en esos casos, obviamente no se contaba la tecnología y efectos especiales que ahora disfrutamos en la gran pantalla, pero la forma de hacer cine era realmente apasionada (en los '70; en los '80 era un cine más arriesgado).

Claro, todo esto es mi punto de vista.

Saludos, (seguid con vuestras críticas)

PD: No estoy de acuerdo con el comentario de The Shining

tito Quaid dijo...

Adoro que se hagan comentarios mas interesantes que mi propia entrada de la bitacora...

Gracias Fran!