viernes, 7 de diciembre de 2007

La importancia de citar las fuentes

Es un error frecuente en el que todos caemos alguna vez. Escuchamos alguna genialidad, la hacemos nuestra y pretendemos ser más interesantes. Yo lo hago mucho, y Andrés, un buen colega, es una de mis principales victimas.
A fin de cuentas, se trata de algo muy corriente, y lo aberrante es la dinámica de derechos de autor que se ha impuesto en la actualidad que en la practica clava una idea e impide virtualmente su desarrollo por miedo a las demandas por plagio.

El otro día vi un gran anuncio, y desde el primer momento, supe que era un poema de Rudyard Kipling. Como soy un friki, lo se porque ya lo había escuchado en un episodio de los Simpsons (el de la novia del abuelo Simpson que le deja un pastón y trata de jugárselo en la ruleta, Segunda Temporada, Episodio 17 2T17).

Empapaos...


Leerlo ahora con mas detenimiento, en otra traducción.


IF
Si puedes mantener intacta tu firmeza
cuando todos vacilan a tu alrededor,
si cuando todos dudan, fías en tu valor
y al mismo tiempo sabes perdonar su flaqueza...

Si sabes esperar y a tu afán poner brida,
si siendo blanco de mentiras esgrimes la verdad
O siendo odiado, al odio no le das cabida
y ni ensalzas tu juicio ni ostentas tu bondad...

Si sueñas, pero el sueño no se vuelve tu rey,
si piensas y el pensar no mengua tus ardores,
si el triunfo y el desastre no te imponen su ley
y los tratas igual que a dos impostores....

Si puedes soportar que tu frase sincera
sea trampa de necios en boca de malvados,
o mirar hecha trizas tu dorada quimera
para tornar a forjarla con útiles mellados...

Si todas tus ganancias puestas en montón
las arriesgas osado en un golpe de azar
y las pierdes, y luego con bravo corazón
sin hablar de tus perdidas, vuelves a comenzar...

Si puedes mantener en la ruda pelea
alerta el pensamiento y el músculo tirante,
para emplearlo cuando en ti todo flaquea
menos la voluntad que te dice ¡adelante!...

Si entre la turba das a la virtud abrigo,
si no pueden herirte ni amigo ni enemigo,
si marchando con reyes del orgullo has triunfado,
si eres bueno con todos pero no demasiado...

Y si puedes llenar el preciso minuto
con sesenta segundos de un esfuerzo supremo
tuya es la tierra y todo lo que en ella habita,
y lo que es más: serás un hombre, hijo mío.




Es por ello que el hecho de no citar al autor al final del anuncio me resulta mas aberrante. Es hermoso, y con el hecho de no citarlo, parece que Repsol quiera arrogarse la genialidad. Me parece bien identificarse con ella, pero no arrogarse su creación a través de la omisión. Ademas, si al final de la espléndida forma de recitar de José Sacristán, ponemos un humilde "Rudyard Kipling", estoy seguro de que mas de una y mas de dos personas que hasta entonces desconocían al autor de "El Libro de la Selva", llegaran a alguna biblioteca y saldrán con algún tomo, lo que en el fondo, fomenta la cultura de esta sociedad nuestra, tan necesitada de ella.
Aunque claro, también puede ocurrir que alguien lea el "Rudyard Kipling" y diga... "Leches... pensé que era Dani Pedrosa", como decían ayer en Onda Cero.

Y saliéndome del tono tan serio que estoy poniendo a esta entrada, os preguntareis, "¿a que viene esto en una bitácora sobre frikis?". Sencillo. Es obvio que el publicista que ha creado este anuncio es un friki. Analicémoslo...

a) La voz de José Sacristán parece sacada, por forma y estilo, del comienzo y final de la ultima versión de "La Guerra de los Mundos", de Steven Spielberg (sorprendentemente fiel y potable aun a pesar de protagonista y director).



b) El poema es de sobra conocido, pero un servidor, como estoy seguro que muchos otros de mi generación, lo conoció por el referido capitulo de Los Simpsons.

Ergo, el publicista es mas que probablemente, un friki.

Hasta otra...

PS:
- Mas traducciones del poema y versión original, aqui.
- Versión publicada en esta bitácora, aqui.
- Bitácora inspirada por el programa Herrera en La Onda, escuchado vagamente ayer, mientras hacia otras cosas.

No hay comentarios: