lunes, 3 de diciembre de 2007

REC (opinión)

Bueno, tal como dije, este finde fuimos a ver la muy anunciada y discutida película [REC] (y aquí también). Incluso he leído en alguna bitácora que el mismo George Romero se había emocionado al ver que por fin alguien recogía con fidelidad su testigo.

Como mínimo, merece que le demos un voto de confianza ante semejante declaración.
¿No?



OPINIÓN...

OJO REVELACIÓN DE DATOS IMPORTANTES DE LA TRAMA
(O COMO DICEN LOS CHORRAS, SPOILER)






La película comienza como puede que comiencen tantos programas de telerealidad (y digo puede porque aquí un servidor apenas ve la tele), del estilo de España Directo, con una presentadora la mar de mona y natural, llamada Angela y que interpreta Manuela Velasco, comenzando su trabajo de acompañar a una patrulla de los bomberos durante una de sus rondas nocturnas. Junto con ella, omnipresente y punto de vista de todos los espectadores de la película, esta Pablo, el cámara, que con hombro de hierro resiste las casi dos horas de película.

Todo comienza muy bien, con una naturalidad realmente creíble, extrema, fruto fundamentalmente de la actuación de Manuela y de los "extras", gente corriente que hacen de si mismos, con la ventaja y desventaja que eso supone.

Finalmente, se desata una emergencia por la que los bomberos son reclamados, aunque no hará falta que entren todos, solo una pareja de bomberos y los chicos de la prensa. Al parecer una señora se ha caído al suelo y necesita ayuda. Seguimos el rodaje del programa, claro que sin cortes y sin editar, pero aun así, creíble, a pesar de las actuaciones nada naturales que comienzan a entrar de manos de los profesionales, y una vez que las personas que hacían de si mismas comenzaban a quedarse atrás. Especialmente chirriante me resultaron las actuaciones de Vicente Gil (el policía más grueso) y en menor medida, Maria Lanau (la madre de Jennifer con "anginas").

Entran en el piso de la anciana que se ha caído, y entonces, cualquiera que haya visto "Dawn of dead" (magistral remake y opera prima de Zack Sneider, autor de "300") comienza a decir... "Umm... esto me suena". La anciana aparece en su casa, en pie, en camisón y cubierta de sangre, en aparente estado de shock, pero claro. Es una peli de zombies. Un mordisquito aquí, un mordisquito allá y ya la tenemos liada.

Claro, tu tienes ganas de salir ya de la casa. Por "tu", me refiero a Pablo y todos los que son objetivo de su cámara. Pero el gobierno, aquí mucho más listo que de costumbre en el resto de películas del genero, reacciona en apenas diez minutos, sellando el lugar y condenando a los encerrados a una cuarentena de la que no parece posible que salgan con vida.

Lugares comunes. Estas películas todas tienen una serie de figuras o arquetipos que han de respetar si quieren ser mínimamente de éxito, con el objeto de dar a casi cualquiera alguien en quien sentirse identificado.


Tenemos la autoridad (un policía), tenemos a la sanidad (el practicante), a un gay, a una niña que se vuelve monstruo, a una madre o padre que niega la realidad hasta el ultimo momento, representantes de minorías étnicas (chinos en este caso, aunque también aparece fugazmente una colombiana), una chica en camiseta en el papel protagonista y resto de personajes de relleno. Ruego a todos los que hayan visto la citada película de Zack Sneider y vean que la lista se puede rellenar sin ningún problema, dado que tenemos todos y cada uno de los puestos. Incluso resulta fascinante el ver los parecidos entre ciertos personajes como la anciana y la mujer moribunda que entra en el centro comercial y se vuelve zombie nada más expirar, o la obvia identificación que puede realizarse entre las dos rubias protagonistas de ambas películas.

El trabajo de los actores es muy variable. Se llega a rango de naturalidad extrema en los casos de los personajes secundarios, a los que citare como memorables la pareja de jubilados, o al que interpreta al gay sesentón, aunque con momentos mejores y peores este último. Sin embargo, otros, como ya mencione, resultan un tanto intragables.

Como película en el estilo de "El Proyecto de la Bruja de Blair", adolece de cierto respeto por el equilibrio de los espectadores. En ciertos momentos, mi cabeza daba vueltas, pero se debía a que había comido en un kebab diez minutos antes y que los cambios de perspectiva me desorientaban.

También influía que mi nivel de adrenalina estaba realmente alto, dado que una vez que comienza la película, como tal, como película del genero de zombies, su ritmo narrativo es constante e incluso agobiante. Tiene una pausa de tranquilidad al medio de la cinta, donde todo parece estar controlado, pero solo esta tomando impulso para soltarnos el desenlace de la película.
Por otro lado, aunque tiene golpes y sustos bien planteados, muchos de ellos se ven venir, se ven venir desde minutos antes, y con cualquier aficionado al genero pierden toda la eficacia que pudieron tener.
En este punto debo decir que, a pesar de todo, la dirección de Balagueró y Plaza consigue lo que se propone, desasosegar, y que se la juega continuamente, ejecutando planos de varios minutos de duración con todas las dificultades que ello supone.

El guión tiene puntos negros, muy negros. Ciertos eventos quedan mal o nada explicados. Hay gente que estaba atada con esposas que de repente esta suelta. Hay personas que dejan de aparecer y no sabemos donde terminan. Otras que parecen cambiar de piso con demasiada facilidad, o, para rematar, un final confuso, que deja el estilo de zombie "realista" que hereda de su inspiración "Dawn of Dead" o incluso "28 días después" y se adentra en canceres del genero como "Resident Evil". Un final que solo confunde, otorgando la aparición de un monstruo famélico, pero lleno de ira, y un final algo tópico... pero con dos cerrillos mostrando su esplendor a primer plano. Un toque de erotismo a cargo de Manuela muy de agradecer, ya que es lo ultimo que vemos antes de los títulos de crédito.

Música como tal, fuera de los citados títulos de crédito, no tiene la película en absoluto, en aras de mantener la "telerealidad", que es objeto por cierto de una dura critica, o al menos de intento de critica. Hubiera quedado muy bien un toque de humor negro, como que se mostrase al final las imágenes de un programa y que saliese un presentador diciendo que aquella cinta era el testimonio gráfico grabado por sus compañeros y que una vez recuperada por la cadena de televisión, fue emitida por la cadena por su evidente valor informativo. Y advertirnos a posteriori que la cinta tenia escenas de extrema violencia y que no debieron ser vistas por personas sensibles o impresionables...
Le falta humor negro, pues solo tiene un momento durante la entrevista de la chica oriental.

Por otro lado, los efectos son muy buenos. En ningún momento me dio sensación de falsedad y mira que hubo momentos que debieron ser extremadamente difíciles de rodar, dado que las tomas son largas y los efectos deben de ser incluidos con gran destreza. A excepción del final "sintético", que creo que ha quedado suficientemente criticado.

La conclusión final es... ¡plas plas!. Aplaudo con entusiasmo este tipo de iniciativas en el cine patrio, aun a pesar de sus fallos y falta de originalidad, porque no solo cumple con lo que uno espera de esta película (yo salí MUY asustado del cine), sino ademas han sabido venderla. Eso demuestra que el cine español no ha de limitarse a películas de Almodovar, cintas costumbristas, comedias ligeras o dramones historico-sociales.
Las cintas de consumo masivo, de puro entretenimiento, también tienen su sitio y pueden disputarlo sin problemas a otras que vengan de fuera de nuestras fronteras. Solo se deben quitar los complejos.

Si te gusta pasar miedo, ve a verla, pero ve en ayunas.

1 comentario:

Draud Giovanni dijo...

Bueno bueno vamos a ver por donde cojemos esto.

"pase lo que pase no dejes de grabar, por tus cojones"

La Yaya era zombie... y claro eso se explica porque la niña es zombie... porque se explica que el perro es zombie... que se explica...como se explica? La Teresita está encerrada en la buhardilla del ático donde hace eones que no aparece nadie... quien mordio al perro? fue la niña quien mordio al perro o el perro mordio a la niña? quien mordió a la colombiana? Supuestamente la yaya... Porque tol mundo aplaudía en el cine cuando el bombero sin pelos le zumba al zombi con el mazo?

La verdad es que la película no fue nada que no esperase, y en parte eso ha sido decisivo para que la considere positivamente, pero me desilusionó mucho el comportamiento de la gente del público... risas, aplausos, conversaciones... Si se necesita descargar adrenalina se sale de lasala y los que estamos encantados viendo una peli de zombies interesante no nos molestamos demasiado. La siguiente de Balaguró la volveré a ver si señor.
D.r.D.