miércoles, 26 de diciembre de 2007

Soy leyenda (opinión)

Bueno, día de Navidad, pequeña tarde de colegueo. Sergio me permite usar su ordenador para colgar mi pequeño relato de los eventos sucedidos en Málaga, así como las fotos. Un chaval majo, di que sí.

El caso es que en medio de unos dolores de pecho terribles, después de una charla sobre el rumbo que toman nuestras partidas de rol, se comienza una partida de D&D, que nuevamente, no podré jugar mas que en fechas concretas. Es odioso vivir tan lejos de los colegas, me hace sentir desconectado. Y también las partidas son muy confusas para mí, me cuesta concentrarme en los personajes. Así que, prefiero dejar de lado la posibilidad de disputar una partida, y subir a comprobar que películas hay en cartel. Y mira, hay dos que quiero ver, al menos dos.

Y por horario, nos toca Soy Leyenda.

OPINIÓN...
OJO REVELACIÓN DE DATOS IMPORTANTES DE LA TRAMA
(O COMO DICEN LOS CHORRAS, SPOILER)





Bueno, Soy Leyenda fue en su día una novela grandiosa aunque paradójicamente cortita, de Richard Matheson. Matheson es uno de esos autores que le pasa a uno desapercibido hasta que se documenta, y se da cuenta de la influencia que han tenido en el cine (entre otras "El diablo sobre ruedas" y "El increible hombre menguante").
"Soy Leyenda" es una de esas obras que uno mira con curiosidad y pereza en la biblioteca y por su reducido tamaño decide que les puede dar una oportunidad. Recuerdo perfectamente la carga de filosofía y critica social que conllevaba la novela. Las conclusiones que uno sacaba era que todas las sociedades calificaban como monstruo al que no vivía según sus reglas independientemente de que sus valores morales, sus intenciones o sus meritos pudieran ser mayores que cualquiera de los que defendía dicha sociedad civilizada.

En su día, la novela fue adaptada torticeramente en la película "El último hombre vivo", interpretada por Charlon Heston. Una película de la época de "Soylent Green" y "El planeta de los simios", a la que esta nueva versión hace su particular homenaje en los primeros y muy interesantes minutos de metraje, en los que el guión convierte un Shelby rojo precioso en una suerte de depredador de la sabana, mientras el protagonista conduce y trata de disparar a uno de los ciervos de la manada que ronda la ciudad de Nueva York. Pero entremos en detalles.

Robert Neville es un teniente coronel del ejercito de los Estados Unidos que hace tres años vio como todo su mundo se colapso por culpa de alguien que como casi siempre que ocurre una desgracia, solo pretendía hacer lo correcto. El virus K, diseñado para curar el cáncer, parece que ha mutado y ha retomado su virulencia original (desarrollado a partir de cepas del sarampión común), y provocar una suerte de síntomas que recuerdan a una rabia acelerada (algo así como la infección de "28 días después").



Su mujer, su hija, su empleo, su ciudad... toda la gente ha muerto o se ha convertido en algo peor. Seres que movidos por una rabia infinita, atacan a todo lo que se pone a su alcance, que no pueden salir a la luz del sol porque los quema al reaccionar su piel sin pigmento ni pelo a los rayos ultravioletas, incapaces del menor gesto racional. Que les atrae la sangre.



Sin embargo Neville no pierde la esperanza de hallar una cura. Él es una persona que no se ha infectado. Es uno de ese mínimo porcentaje que jamás se infectan de una enfermedad concreta, y en su sangre esta la cura. Para ello realiza experimentos con ratas, mientras patrulla la ciudad como si fuera un gigantesco supermercado acompañado de su amiga Samantha, una perra pastor alemán, el cachorro que su hija le entrega poco antes de morir.



Su rutina de despertar, hacer ejercicio, desayunar, experimentar, salir de compras, a por una película nueva y a recolectar algo de maíz que crece salvaje en Central Park o cazar un venado con algo de suerte le sirven para alejar la locura derivada de ser el último ser humano con vida que conoce. Todo los días manda un mensaje por la banda de radio. Todos los días al mediodía, esta esperando en el muelle. El mismo muelle en el que vio morir a su familia, a la espera de una nueva.

Hasta que finalmente, uno de los sueros parece que da resultado en humanos, y tiene que capturar un ejemplar de infectado para hacer pruebas. Uno más. Quizás esta vez tenga algo mas de suerte.

La interpretación, derivada de este guión solitario, esta sostenida en casi un 75% por Will Smith, un actor que he pasado de despreciar a ir paulatinamente admirando (las cosas cambiaron bastante con "Ali"), y finalmente con esta película se ha ganado bastante de mi respeto. Transmite en todo momento una sensación acorde con lo que creo que debió querer transmitir los guionistas que efectuaron la adaptación de la novela.

Un guión, fruto de una adaptacion de Mark Protosevich y Akiva Goldsman, que dicho sea de paso, es una fabulosa adaptación. Tomando una idea original, hacen una idea propia, dejando sorpresas al espectador que haya hecho los deberes y haya leído previamente la novela en que se basa la historia.

También, al final de la película, aparece una nueva familia para Neville, una mujer y un niño que huyeron del Brasil y van rumbo a un refugio en las montañas. La mujer, particularmente bella, me sonó desde el principio aunque no fui capaz de ubicarla. Finalmente los créditos me aclararon el misterio. La señorita Alice Braga es digna sucesora de su tia, Sonia Braga, y consigue no quedar atrás del señor Smith.



La música ha sido creada por James Newton Howard, y en todo momento refuerza las interpretaciones de Will Smith, llevándome al punto de las lagrimas en algunos momentos de la película, sobre todo en los momentos de remembranza de los momentos finales del mundo civilizado que tiene el protagonista mientras duerme. También aparecen algunas canciones para reforzar, en particular, de Bob Marley.

La dirección, a cargo de un desconocido para mí, Francis Lawrence, director de videoclips que dio su gran paso al cine grande con Constantine, es mas que digna, es notable. La película no decae en ningún momento, pues dosifica los momentos de acción en pequeñas gotas inteligentemente esparcidas a lo largo del metraje, de tal manera que nunca deja de reflexionar, pero nunca deja de emocionar. Y además, contra mi temor inicial, la película no es una excusa para dar un papel de lucimiento físico al señor Smith, sirviéndonos una película de acción sin sentido. Al contrario, habrá muchas personas que no salgan satisfechos del cine pensando que iban a ver una especie de "Underworld".

Del lado negativo tengo pocas cosas que decir. Que la película parece un gigantesco anuncio de Apple, Ipod, Ford y otras marcas. Pero realmente muy poco más.

Como curiosidad les diré que casi al principio de la película, que se sitúa en el 2012 (tres años después del 2009), un gigantesco cartel en Time's Square, anuncia una película que mezcla a dos superhéroes de DC, Batman y Superman. Atentos a sus pantallas.



Las conclusiones no pueden ser más favorables. No puedo recordar la ultima película que recuerde que me dejara tan buen sabor de boca. Quizás "V de Vendetta". Y con eso, creo que se dice todo.

Conclusión: 8 de 10 Una grata sorpresa de Navidad.

4 comentarios:

hiromi69 dijo...

QUAID!!! que Bien que he leido tu crítica ANTES DE IR AL CINE .. NO SABía si er esa u otra .. pero me llama mucho la atención y si hay sorpresa aún para los k nos hemos leido el liBro : mejor que mejor !!

B sos !!
dewww

Sergio Ivan dijo...

Bueno, acabo de ver la película y la verdad es que es mejor de lo que pensaba, no es para ir a verla al cine, pero si merece la pena verla en tu casa. Lo que más me ha gustado es la trampa que le hacen al tío con el maniquí. La daría un 8 sobre 10.

Aída dijo...

ví la película..¡uff!.....y encontré tu super comentario, lo relataste tal y como es, la virtud de las palabras bien dichas...
y sí.....75% de la película...Will S..solo con Sam....a mí, al igual que a tí...no me movía mucho este actor.....pero de hace algun tiempo...me ha ganado

la película tienen que verla....me quedó un gusto a desolación...

excelente la califico...chao...desde Chile

Quaid dijo...

Gracias a todos por los comentarios. Ahora, casi un mes después de ver la peli, me reafirmo en todo lo que dije. Desde entonces no he visto (en el cine, que DVDs tengo a patadas) una película mejor.

Y no hay como releerse tus propias criticas. Donde dije "Málaga" quise decir "Barcelona".

Y perdón por la de acentos que dejo sin poner.