miércoles, 2 de enero de 2008

American Ganster (opinión)

Año nuevo... crítica nueva.

En fin, que no tengo arreglo y esto de que ciertos amigos míos estén en fase de sosez o de extradición forzosa por culpa de las fiestas, me deja en Ávila en mi entorno habitual, solo, y eso me lanza en los brazos de la despiadada y madura dama del cine hollywoodiense... y no siempre, con fortuna.

OPINIÓN...
OJO REVELACIÓN DE DATOS IMPORTANTES DE LA TRAMA
(O COMO DICEN LOS CHORRAS, SPOILER)






Se trata, posiblemente como mejor pueda definir, de una película sin alma, y por muchos motivos.

Finalmente me convencí de que se podía esperar algo bueno de esta película hará pocas fechas. La primera vez que vi el trailer lo primero que pensé fue... "¡Gangster negro?". Que queréis que os diga... estoy acostumbrado a que las películas de mafia sepan a fetuccini o tengan acento sudamericano. Es casi un lugar común del genero. Las demás historias de mafia siempre me han decepcionado un poco (como aquella de Sean Penn, "El Clan de los Irlandeses").

Pero bueno, un par de criticas buenas, te haces cargo de que son dos actorazos en la labor de sostener la película, ambos con un Oscar de la Academia (pese a que eso no sea nada decisivo... son premios políticos), y claro, Ridli al cargo de la dirección. Habrá que darle el beneficio de la duda. Venga... a ver que me ponen.

Y me quedo desolado cuando veo lo que me esperaba. Una película sin alma, de la cual el mismo trailer es más interesante que la misma película (aunque esta montado de forma absolutamente tramposa, algo que empieza a ser una tónica en las superproducciones). Vamos a la historia...

Tenemos a Frank Lucas, el chófer, guardaespaldas, cobrador y asesino de un entrañable mafioso de Harlem, Bumpy Johnson, que esta en las últimas. Tanto, que a los tres minutos de película, el tipo se va a criar malvas. Nadie le presta atención a Frank, pero Frank, basando en los firmes valores de familia, dinero y tratar directamente con los suministradores, ve su oportunidad. Gracias a sus contactos en el ejercito destacado en el sureste de Asia, con motivo de la guerra de Vietnam, consigue llegar directamente a la cuna de la droga que hace furor entre los soldaditos que están hasta las pelotas de tanto tiro para mayor gloria de Nixon, la Heroína.

La consigue más barata, la consigue más pura, y la pone en el mercado en grandes cantidades. Y eso claro, le proporciona una posición de dominio del mercado con su Magia Azul. Asombrosamente, nadie le molesta más allá de un par de brabuconadas por un mafioso que no pasa de matón de barrio, al que por cierto, se cepilla entre bocado y bocado de su desayuno.

Y ya.



Luego tenemos a un policía, el Detective Richie Roberts, que si se hiciera un personaje de Dungeon seria lo que denominamos un "arielita" (más blanco que ninguno) o en términos exactos Legal Bueno cuadrado. El tío se da de morros con un millón de dolares en un coche, y en vez de deslizarlo con discreción en su coche y dedicarse a la gran vida, se planta en la comisaria y lo clasifica como prueba. Y no sera porque no lo necesita, porque esta en medio de una demanda de divorcio. Y no sera porque su compañero no se lo sugiere. Pero el tío creció leyendo a Spiderman y tiene los valores muy claros. Aunque eso, claro, no evita que todos en la comisaria le harten de gilipollas.

El tío es tan bueno que nadie quiere trabajar con el. Además estudia para abogado (luego no podemos culpar a sus colegas). Y de pasarse de buena gente, el jefe de policía termina por entregarle una sección de nueva creación, algo asi como la oficina del Juez Garzón con ganas de montar la operación Necora... a pillar al jefe de todos los jefes, a parar el chorro de droga que llega a New York.

Y ya.



Por el medio van apareciendo personajes, una pequeña sucesión de escenas de como el dinero va mejorando la calidad de vida de Lucas y de como el dinero le va corrompiendo a el y a todos los que le rodean. De como mete en el negocio a toda la familia. Y de paso, de como poco a poco, Richie va cerrando el circulo a su alrededor.



Pero claro, con esa cara de santurrón y de ángel dispuesto a reparar el amor de La mujer del predicador, Denzel Washington no puede ser el malo de la película. Solo equivocadillo en los métodos, porque lo de la familia, mama y la tarta de manzana (y la de caballo) lo tiene por demás asumido. Necesitamos a un malo, y ese malo lo pone un policía corruptiiiiisimo, interpretado por Josh Brolin, llamado Detective Trupo... un latino... ¿porque no me sorprende? Bueno, pues dicho detective se dedica a la extorsión a los pobres narcotraficantes, a los que saca dinero, les quita su droga y se la vuelve a vender... ¿Se puede ser más malo?



La película cierra en un anticlimax detrás de otro, de tal manera que parece que Spielberg sea el director invitado, alargando su final hasta la nausea y con veinte últimos minutos de moralización del personaje de Denzel Washington a base de colaborar con la justicia y de hacer el "Pepe sonrisas".



Porque al final pringan todos, menos el que tenia que pringar, el que puso en las calles una droga tan pura, que hizo adictos a la heroína y mando al otro barrio por sobredosis a un número indeterminado de americanos.

Si la historia no se bastase por si sola para acabar con esta película, tenemos la música. No se vosotros, pero cada buena peli de mafia que he visto, la recuerdo por su música, ya sea por la magnifica de "El Padrino", el disco entero de "Ascenso al Poder" que reflejo los años ochenta a las mil maravillas, "Uno de los nuestros", "Casino" o "Los intocables" (con la memorable banda sonora de Ennio Morricone). Y para colmo, para una canción que pone medianamente identificable, van y te ponen Across 110th Street de Bobby Womack. Tristísimo, pero mi mente se fue a otra película muchísimo mejor que esta, más corta, con las cosas mucho más claras de que pretende contar, mucho mejor contada, y con mejores actores... Para un alma que quiere darle, la tiene que coger prestada.



Además, tenemos la dirección, que sin nada diferenciable, sin toques personales, sin nada. A mi me dejo igual de plano que un telediario.

Las actuaciones seguro que terminan bendecidas por la Academia de Hollywood, pero Denzel no convence cuando mata a alguien. Ese tío parecerá siempre el bueno de la película, sea la que sea, aunque la empiece matando a una camada entera de gatitos.
Y Russel... joer, se pasa la película entera con cara de estar haciéndose pis.

La fotografía, muy bien, muy clara, que se note que tenemos pasta. Pero el guión es lamentable. Parece "Ascenso al poder", con final feliz y rodada por la Disney. Solo al final de la película, en la última media hora, se acuerda de que es una película de mafia y hay un tiroteo y luego, una operación policial.

En fin, conclusión pésima. Seguro que luego la riegan de Oscars de la Academia... pero no por ello dejara de ser una película, como digo, sin alma.

Conclusión: 4 de 10 Y lo peor es que han dicho que es como El Padrino

4 comentarios:

Sergio Ivan dijo...

Me quedo sorprendido ante esta crítica, la verdad es que me esperaba algo mejor de esta película, pero viendo lo que me escribes, me da la sensación de que es mejor ahorrarme los 7€ :)

Quaid dijo...

Hombre, como siempre digo, lo mejor es desengañarse uno mismo, porque como digo en el título, esto no es mas que una opinión, y ya se sabe que son como los culos... todos tenemos uno.

Anónimo dijo...

Gran pelicula American Gangster. Muy buenas las actuaciones de Washington, Crowe y sobretodo de Josh Brolin (todo un descubrimiento, no lo conocía). Igual de grande el guión y la fotografía.

Alomejor si se hubiera hecho hace 30 años le hubiese gustado a mucha mas gente pero ya se sabe, se dice que El padrino o Uno de los nuestros es 1000 veces mejor y quedas como un intelectual ¿verdad Quaid?

MORALEJA:

"-¿Que eres es mas de culos o de tetazas?...- ¿Pero es que hay que elegir?"

Quaid dijo...

Insisto, esta peli aburre a cualquier buen aficionado al genero de las películas de Mafia... hay UN tiroteo.

En cuanto a parecer un intelectual, dios me libre... no, solo recalco lo obvio. Nos han querido vender la película de mafia de referencia de este siglo y es un pufo.

Y a ti colega anónimo, te recomiendo ver un poquito mas de cine. No hay que ser un intelectual para descubrir a Josh Brolin. Y tampoco para verse "Donnie Briasco", que siendo una peli de mafia mas de "segunda fila", le dal mil vueltas y es mucho mas emocionante que esta cutrez previsible.

A los oscars me remito. Solo le han nominado en el aspecto técnico.