sábado, 26 de julio de 2008

Lemas vitales (17): Randy Pausch

Y nunca mejor titulado que hoy, querido sobrino Enrique...

"La experiencia es lo que logras cuando no consigues lo que quieres"
Randy Pausch, profesor universitario, experto en Realidad Virtual

Fallecido ayer después de dar una de las mejores lecciones vitales que jamas se hayan visto.

Para los que no sepan de que va esto, lean este magnífico obituario.

Vean este vídeo




O si van duros en ingles, una versión reducida, pero subtitulada...

lunes, 21 de julio de 2008

Derrotas personales

Querido sobrino Enrique:

Lo malo de ser un perdedor es que posiblemente lo eres porque perder es de las pocas cosas que se te dan bien. Luego eres un triunfador a la hora de caer derrotado. Y es ahí donde entra la clase y el poderío. Si hay que perder, que en absoluto mola, al menos hazlo con estilo y gracia. Que se sienta culpable el que gana.

Y es que esto sirve para todo.

Por ejemplo, esta bitácora se ha mostrado bastante gafe cada vez que he hecho mención a algún elemento de mi vida sentimental, por lo que he decidido obviar para siempre jamas esos detalles de estas páginas. Nunca mas mencionare detalles de mi vida amorosa, nunca, nunca y nunca... y cuando digo nunca, quiero decir por el momento... (parafraseando a un famoso político español de cuyo nombre no consigo acordarme).

Vislumbro ya el final de esta revisión que me ha retenido atado a un horario mortificante, a una vil ausencia de frikismo y ha causado renuncia a asistir a eventos vitales para mi... pero la condenada revisión parece resistirse a morirse de una puñetera vez. Supongo que eso también ha colaborado en mi sentimiento actual de derrota. Aunque derrota no es la palabra adecuada... Me vence, pero como a los ingleses, no me derrota. Me voy a desquitar sobradamente en lo que queda de eventos a lo largo del año.

Y luego ha estado este fin de semana, el primero en casi tres meses, en el que me he podido escapar al 2º Frikievento Portilla, del cual recordaran los fieles a mis líneas el primero, un sitio reservado para los muy muy frikis. Pues allí también he saboreado las hieles del vencido.

Por ejemplo, en el juego Time's Up, del que ya he hablado anteriormente, coseche mi primera derrota.
Solo para que quede claro, quisiera hacer las siguientes matizaciones...

nieto, ta.

(De nieta, este del lat. vulg. nepta, y este del lat. neptis).

1. m. y f. Respecto de una persona, hijo de su hijo.

2. m. y f. Descendiente de una línea en las terceras, cuartas y demás generaciones.



La cursiva subrayada es mía... También quiero afirmar aquí que servidor no tiene hijos conocidos ni reconocidos.


Por otro lado...

NO ES IGUAL QUE

Y siguiendo con el juego de los parecidos razonables...


TAMPOCO ES IGUAL QUE

Todo esto dedicado con todo el cariño a Tifa, cuyas asociaciones de ideas me dejaron absolutamente ojiplático y confundido.


En fin, evento friki que tendrá su propia entrada y estas tonterías su cumplida explicación. Porque ahora voy a haceros participes de una pequeña victoria que le pienso arrancar a la vida.

100 flexiones. Ahí, con dos cojones.
Un servidor ha encontrado vía
Lifehacker.com una pagina muy simpática y amena, que nos anima con unos sencillos y rápidos ejercicios a superar el reto personal de cultivar algo la fuerza de brazos y pectorales, con cinco minutos de ejercicio cada dos días. Y si se puede, llegar a esa increíble cifra de 100 flexiones.



Y un servidor ya ha cumplido la primera semana de entrenamiento, de cuyos números os hago participes...
1ª sesion: 10+10+8+6+17 = 51
2ª sesion: 12+12+10+10+22 = 66
3ª sesion: 15+13+10+10+27 = 75

¡Mens Friki in Corpore Sano!


Ni que decir tiene que el reto se sitúa en hacer 100 flexiones en una sola serie. Si lo consigo, orgullosamente colgare el vídeo donde muestre mi particular hazaña. Y si no... pues una derrota mas para la buchaca, que a fin de cuentas uno termina por estar acostumbrado.

Y es que a todo se acostumbra uno.
Y se despide, tu tío... Quaid el viajero.

martes, 8 de julio de 2008

El Incidente (opinión)

Querido Sobrino Enrique:

Aun puedo recordar aquella sensación que me invadió en esa butaca. Sentado, lejos de mis amigos por azares de la taquilla y una sala de proyecciones repleta, había podido ver, relativamente cómodo y tranquilo aquella historia de fantasmas, que desembocaba en un final sobrecogedor y tramposo, pero divinamente tramposo. Hábilmente planteado y resuelto, se imponía un segundo visionado de aquella película y comprobar que la cara de pasmado de Bruce Willis (¡te queremos tio!), no era si no una gran interpretación de lo que era... un fantasma.

Me refiero como supondréis a la película, "El Sexto Sentido", del por entonces desconocido director Manoj Night Shyamalan.Y fue uno de esos comienzos prometedores. Pero su siguiente película, "El Elegido", repleta de grandes actores, no me llamó la atención. Y Bruce, que tiene un gran olfato, se bajo en marcha.

Solo vi un pedacito de "Señales". Y siguió sin gustarme. Había perdido el ángel, y desde luego, parecía que este director tomaba una deriva mística y trascendente que tendrá su publico, pero a mi me aburre tanto como un sermon episcopaliano. En latín.

Pero en fin, aburrido como estaba, algo había que ver. Y a mi las pelis en las que se produce una catástrofe y todo el mundo muere y/o las pasa canutas siempre me han gustado. Se merecía una oportunidad mas este director. Aunque solo fuera por haberme contado dos películas en una con el simple tintineo de un anillo contra el suelo. Veamos que tenía que ofrecer con...





OPINIÓN...
OJO REVELACIÓN DE DATOS IMPORTANTES DE LA TRAMA
(O COMO DICEN LOS CHORRAS, SPOILER)






Bueno, spoiler, spoiler lo que se dice spoiler, no es que vaya a reventarte demasiado. A ,los veinte minutos de pelicula ya se sabe que los malos son los arboles, el cesped, el cacto ese que tienes que absorbe radiaciones (que cosas nos venden...), que emiten unas cochinaditas al aire que hacen que los seres humanos se suiciden de la primera manera que se les ocurre. Como si no tuviéramos bastante con las gramíneas.



En esta estamos, cuando todo empieza a ocurrir, indicándonos el origen de la trama sin ninguna delicadeza, haciendo que ciertos robles y arces se doblen mas que yo en clase de gimnasia. La gente se queda parada en medio de la calle, recordándome a esos vídeos tan buenos de los chicos de Improve Everywhere, y que en España han intentado copiar con vergonzantes resultados.



¿Absolutamente genial, verdad?

Bueno, pues la peli del incidente tiene mas o menos los mismos golpes al principio, lo que pasa es que después la gente se mata. Y no empieza mal. Es inquietante.



Pero luego nos dice... "¡eh gente, las malas son las plantas!". Y fin de la película. Porque la mínima subtrama de los cuernos del profesor Moore y sus problemas de alcoba con su señora, Alma, no consigue mantener la película. Aburrida y previsible de principio a fin, y las escenas en las que se ve alguna muerte no son demasiadas, ni, una vez explicado el misterio, medianamente interesantes.

Las actuaciones... pos' buenoooo... Digamos que no soy un fan del chico inexpresivo, Mark Wahlberg, y en esta película mantiene su registro. Parece sacado de la academia de arte dramatico de Steven Seagal.


Su compañera de reparto, Zooey Deschanel (a quien ya vimos en "La Guía del Autoestopista Galáctico"), esta por contra, digna cuando menos. El resto de actores mueren demasiado deprisa para poder sacarles partido y todo gira en relación a una pareja con tanta química entre ellos como los gases nobles. Nula. Ah, y la niña medio autista. Que a la que te atiborres un poco de palomitas o te levantes a hacer pis, igual ni te enteras de que esta por allí.



El guión, que podía haber sacado bastante jugo al suspense de habernos mareado un poco sobre el origen de este problema, se arrastra con unos sustos finales algo patéticos, y un final digno de una peli de serie Z de los años sesenta, regándolo todo con ñoño alegato porque todos vivamos en la dictadura del amor y el buenismo, y un aire de espiritualismo hindú de libro de autoayuda.

Los medios, normales. Los efectos especiales, inapreciables y nada del otro mundo. Nada destacable en el aspecto técnico. Una película del montón. Pero del montón de las malas. Mala como pegarle a un padre.

Por sacarle un punto positivo, ya era hora de que alguien tuviera las narices de adaptar este grandioso videojuego en que esta basada. Los que sean de mi quinta y puede que algo mas jóvenes lo recordaran sin ninguna duda. Los Lemmings, aquel jueguecito que tratábamos de evitar que unos ratoncitos noruegos, que por obra y gracia del diseño, tenían pelo verde y parecían diseñados por Jim Henson, se suicidasen, llevándolos a la salida.



Para los que los que los recordáis, y para los que no, aquí podéis echaros una partidita...
http://www.elizium.nu/scripts/lemmings/

Y en fin, nos cabe el consuelo de que a este pestiño no le podrán hacer una continuación...
Aunque no hay que subestimar a Hollywood.
Crucemos los dedos.
Y hasta mas ver Enrique.

Conclusión: 2 de 10.
Duele perder un minuto con esta patochada. Mejor juega a los Lemmings. ¡Son adorables!


Enlace recomendado:
Las Horas Perdidas

martes, 1 de julio de 2008

Lemas Vitales (16)

Ya hacia tiempo que quería dedicarle una frase a una persona muy especial...

Para mi Ángel (y no es mi sobrino Enrique)...

"No es mas rico quien mas tiene, sino el que menos necesita"
Atribuida a Sócrates, filosofo griego...

Pues desde que la conozco, ya no necesito nada mas.

WTF?

Querido Sobrino Enrique:

Desde aquí, me declaro un gran admirador de Microsiervos (aunque discrepe en algunas opiniones y artículos, que considero de mentalidad algo rígida), y en especial, me parto la caja con la sección WTF!.

Nada refleja mejor el absurdo que el humor cotidiano. Y hete aqui que servidor ha encontrado un par de ellos ultimamente, y se ha propuesto convertirse tambien en un pequeño cazador de estupideces por el mundo...

La primera esta...



¿¿Que vende esta genteee??

Y esta otra...



Y es que la presencia del maligna detras del Euribor explicaría muuuuchas cosas...

Pos hala, a esperar nuevas whathefuckadas que se pongan a tiro de mi movil con camara.

Hasta entonces se despide tu tio,
Quaid el viajero.