martes, 8 de julio de 2008

El Incidente (opinión)

Querido Sobrino Enrique:

Aun puedo recordar aquella sensación que me invadió en esa butaca. Sentado, lejos de mis amigos por azares de la taquilla y una sala de proyecciones repleta, había podido ver, relativamente cómodo y tranquilo aquella historia de fantasmas, que desembocaba en un final sobrecogedor y tramposo, pero divinamente tramposo. Hábilmente planteado y resuelto, se imponía un segundo visionado de aquella película y comprobar que la cara de pasmado de Bruce Willis (¡te queremos tio!), no era si no una gran interpretación de lo que era... un fantasma.

Me refiero como supondréis a la película, "El Sexto Sentido", del por entonces desconocido director Manoj Night Shyamalan.Y fue uno de esos comienzos prometedores. Pero su siguiente película, "El Elegido", repleta de grandes actores, no me llamó la atención. Y Bruce, que tiene un gran olfato, se bajo en marcha.

Solo vi un pedacito de "Señales". Y siguió sin gustarme. Había perdido el ángel, y desde luego, parecía que este director tomaba una deriva mística y trascendente que tendrá su publico, pero a mi me aburre tanto como un sermon episcopaliano. En latín.

Pero en fin, aburrido como estaba, algo había que ver. Y a mi las pelis en las que se produce una catástrofe y todo el mundo muere y/o las pasa canutas siempre me han gustado. Se merecía una oportunidad mas este director. Aunque solo fuera por haberme contado dos películas en una con el simple tintineo de un anillo contra el suelo. Veamos que tenía que ofrecer con...





OPINIÓN...
OJO REVELACIÓN DE DATOS IMPORTANTES DE LA TRAMA
(O COMO DICEN LOS CHORRAS, SPOILER)






Bueno, spoiler, spoiler lo que se dice spoiler, no es que vaya a reventarte demasiado. A ,los veinte minutos de pelicula ya se sabe que los malos son los arboles, el cesped, el cacto ese que tienes que absorbe radiaciones (que cosas nos venden...), que emiten unas cochinaditas al aire que hacen que los seres humanos se suiciden de la primera manera que se les ocurre. Como si no tuviéramos bastante con las gramíneas.



En esta estamos, cuando todo empieza a ocurrir, indicándonos el origen de la trama sin ninguna delicadeza, haciendo que ciertos robles y arces se doblen mas que yo en clase de gimnasia. La gente se queda parada en medio de la calle, recordándome a esos vídeos tan buenos de los chicos de Improve Everywhere, y que en España han intentado copiar con vergonzantes resultados.



¿Absolutamente genial, verdad?

Bueno, pues la peli del incidente tiene mas o menos los mismos golpes al principio, lo que pasa es que después la gente se mata. Y no empieza mal. Es inquietante.



Pero luego nos dice... "¡eh gente, las malas son las plantas!". Y fin de la película. Porque la mínima subtrama de los cuernos del profesor Moore y sus problemas de alcoba con su señora, Alma, no consigue mantener la película. Aburrida y previsible de principio a fin, y las escenas en las que se ve alguna muerte no son demasiadas, ni, una vez explicado el misterio, medianamente interesantes.

Las actuaciones... pos' buenoooo... Digamos que no soy un fan del chico inexpresivo, Mark Wahlberg, y en esta película mantiene su registro. Parece sacado de la academia de arte dramatico de Steven Seagal.


Su compañera de reparto, Zooey Deschanel (a quien ya vimos en "La Guía del Autoestopista Galáctico"), esta por contra, digna cuando menos. El resto de actores mueren demasiado deprisa para poder sacarles partido y todo gira en relación a una pareja con tanta química entre ellos como los gases nobles. Nula. Ah, y la niña medio autista. Que a la que te atiborres un poco de palomitas o te levantes a hacer pis, igual ni te enteras de que esta por allí.



El guión, que podía haber sacado bastante jugo al suspense de habernos mareado un poco sobre el origen de este problema, se arrastra con unos sustos finales algo patéticos, y un final digno de una peli de serie Z de los años sesenta, regándolo todo con ñoño alegato porque todos vivamos en la dictadura del amor y el buenismo, y un aire de espiritualismo hindú de libro de autoayuda.

Los medios, normales. Los efectos especiales, inapreciables y nada del otro mundo. Nada destacable en el aspecto técnico. Una película del montón. Pero del montón de las malas. Mala como pegarle a un padre.

Por sacarle un punto positivo, ya era hora de que alguien tuviera las narices de adaptar este grandioso videojuego en que esta basada. Los que sean de mi quinta y puede que algo mas jóvenes lo recordaran sin ninguna duda. Los Lemmings, aquel jueguecito que tratábamos de evitar que unos ratoncitos noruegos, que por obra y gracia del diseño, tenían pelo verde y parecían diseñados por Jim Henson, se suicidasen, llevándolos a la salida.



Para los que los que los recordáis, y para los que no, aquí podéis echaros una partidita...
http://www.elizium.nu/scripts/lemmings/

Y en fin, nos cabe el consuelo de que a este pestiño no le podrán hacer una continuación...
Aunque no hay que subestimar a Hollywood.
Crucemos los dedos.
Y hasta mas ver Enrique.

Conclusión: 2 de 10.
Duele perder un minuto con esta patochada. Mejor juega a los Lemmings. ¡Son adorables!


Enlace recomendado:
Las Horas Perdidas

3 comentarios:

annie mynoa dijo...

es como bien lo dices le pudieron sacar ams jugo al trama la historia comenzo buena y daba cabida a muchas interrogantes pero entre que metieron demasiada informacion y siguieron sin tomar en cuenta muchos detalles que los comentaron y no le dieron seguimiento la pelicula se torno lenta y simplonaa. concuerdo mucho en tus comentarios aun que no puedo decirte nada de los monitos esos verdes por que en mi vida los habia visto. ya sabes aqui tienes una lectora fiel hahaha un besote y un abrazote amigo mioo :)

Belixario dijo...

Bastante de acuerdo con tu critica. No entiendo la mania del director a tener una "super linea argumental" y una "intra linea argumental" entremezcladas de tal manera que las dos se diluyen sin complementarse. Tampoco entiendo algunos movimientos de camara ni las motivaciones de algunos personajes (de la trascendencia más dramática a la superficialidad más absurda en 3 decimas de segundo). De todas maneras tiene la ventaja de no ser muy larga, aunque el "mensaje" aleccionador huele a pelicula de sobremesa de antena 3.

Le doy un 3,5.

Un saludo

G dijo...

Jo, pues yo me reí muchísimo con "El incidente" empecé a reírme al principio, con el primer suicidio que se ve, porque pensé: "Claro, no me extraña, perderte cuando estás leyendo algo y no saber por dónde ibas, es una putada." Y ya no paré de reírme en toda la peli. Agradecí mucho que en el cine estuviéramos prácticamente solas la amiga con la que iba y yo (y que ella me quiera lo suficiente como para perdonármelo).
Gracias por los lemmings, todavía hace poco comentaba que los echaba en falta. Ahora jugaré una partidita. :)