miércoles, 31 de diciembre de 2008

Adios 2008

Querido Sobrino Gobbo:

Queridos todos los que sea por amistad o por azar, leéis lo que escribo. Comencé a escribir esta bitácora directamente en la web, hará dos días, pero ahora, en la soledad de mi antiguo cuarto de adolescente, en la casa de mis padres, que ya no siento como mi casa, la doy unos remates y reviso el estilo. Perdón por el tono. Escucho música para escribir, para inspirarme. Y ahora esta sonando “Valiant & Valiant”, de la Banda Sonora que el genial Alan Silvestri compuso para “¿Quien engañó a Roger Rabbit?”. Escuchad esa pieza y entenderéis.

Es 31 de diciembre, son poco mas de las 00.45. Y es el momento apropiado para repasar el año. Tranquilos, también hice revista del último evento friki que en 2008 tendré gusto en contemplar. Tiene su propia bitácora, que esta publicada inmediatamente antes. Solo busca más abajo.

Cerramos un año extraño en la vida de tu tío, querido sobrino. Normalmente, afrontaba la noche de año nuevo con la sensación de derrota, de tiempo perdido y de como la vida se escapaba entre los dedos como la arena de la playa. El caso es que llegado el punto de hacer balance, debo decir que este año, con sus sinsabores, errores, y metidas de pata ha sido, en definitiva, un buen año.

Por que si hecho la vista atrás, debo de decir que no hubo año en mi vida más lleno de sensaciones. De lecciones aprendidas, y como decía la canción de Mercedes Sosa:

"Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto
Así yo distingo dicha de quebranto
Los dos materiales que forman mi canto"

Y es que aunque este año haya sido casi un juego de suma cero del que no salgo ganando ni perdiendo, como el resto de años, las sensaciones que he vivido son insustituibles, las gentes que he conocido atesorables, los viajes que he realizado memorables (aunque menos de los que hubiera querido) y lo que he aprendido de gran valor (mierda, no encontraba un "-able").

Naturalmente, tener eso en el zurrón ha costado hacer daño a ciertas personas. Y eso, aun en el caso de que no fue mi intención expresa, sino, solo la forma en la que todo resulta cuando tratamos de manejarnos en la vida, es mi responsabilidad, y desde aquí, solo queda pedir perdón por mis errores. Como me enseñó un jefe que tuve, uno de los buenos, tenemos derecho a cometer errores pero conlleva el deber de aprender de ellos. O ese derecho no valdrá nada.

Suena muy a Peter Parker, lo se. También es posible que estar leyendo “Civil War” de Marvel durante horas me haya afectado.

La lección que obtengo en 2008 es sencilla.
Es mejor arrepentirse de algo que has hecho,
que estar toda la vida arrepintiéndote por no haber hecho algo.

Y eso, queridos míos, aunque sigue siendo un error en el que caigo con frecuencia, va a empezar a estar tachado de mi agenda.
A partir de ahora no tendré tanto miedo a actuar.
¿Qué es lo peor que puede pasar?

Adios 2008.
Adios miedos y complejos.
Y Feliz año nuevo.

P.D. Supongo que venías buscando la crónica del IV Frikievento. Lo que buscas está en la entrada anterior. De todas maneras, gracias por la atención.

5 comentarios:

Isil dijo...

Tito!!

Me ha gustado mucho esta entrada, con su intención positiva, como debe ser. Y totalmente cierto eso de evitar arrepentirse, creo que es uno de mis "motos".

Besos :)

Belixario dijo...

Saludos y Feliz 2009 de uno de los lectores del "Azar".

Que el año nuevo sea tan bueno como minimo que el anterior.

:-)

Draud Giovanni dijo...

"nunca te acostarás sin saber una cosa más"

es bueno saber

pero mejor es entender lo se aprende

Barbara dijo...

Mancantao! Es genial que el propósito pa este año sea el de vivir la vida. Recuerda, que el miedo te haga ser prudente pero nunca cobarde.
Te quiero un montón.
Mil besos.

annie mynoa dijo...

te reto a que lo hagas y dejes de tener miedo.... sabes a lo que me refiero mi queridisimo amigo :)
despues de tanta agresion me ha encantadooo