lunes, 5 de enero de 2009

Incoherencias, escritura automática y un lema vital (Nº XXI)

Querido Sobrino Gobbo:
... hoy no esperes nada coherente.

Tu anciano tío se ha cogido un globo de impresión hoy y esto más que una bitácora es escritura automática a ver si el cabreo se pasa.

Con que me quedo de las navidades...

Con los amigos, con el puto catarro que me hizo vagar todo el periodo vacacional en convalecencia, con las visitas sorpresa, con el capullo que decidió ponerle aceite de cacahuete a las cápsulas de Pharmaton (soy alérgico), con mi nuevo móvil, con las tardes eternas en casa de mis padres, sin Internet pero con los comics de "Civil War", con la certeza de que no volveré a leer nada de Marvel (ya tuve bastante con la "Pesadilla Neogénica"), con los primeros capítulos del Quijote que por fin me ha dado por leer, con un fin de año decepcionante, y luego, sorprendentemente memorable, aunque por razones ajenas totalmente a lo esperable, con los nuevos horizontes que se despliegan, con mi nueva barba, con mi nuevo optimismo, con mi diario, con mi bitácora que pronto alcanzará sus 100 entradas, con mi colección de pelis que no para de crecer, con mi imagen de focalización mental zen, con la casa de Sergio y las grandes partidas que allí pudimos haber hecho en la edad de oro, cuando jugar a rol era vivir en un mundo tan real con este, con las sesiones de cine abortadas que iniciamos allí, con Facebook por permitir rápido con los amigos, con Sergio nuevamente por compartir su conexión, con las ideas para celebrar el año nuevo que viene (donde sea, pero con amigos y lejos de lo habitual en distancia y espíritu), con la eterna búsqueda de un portátil que al final, seguro que no compraré, con el frío seco de Ávila (hoy a-7ºC), con Mel y sus fiestas por Madrid, con la certeza de que un friki solo no mola, pero dos juntos son memorables, con las partidas de Guitar Hero World Tour conmigo a la batería, con la comida en el "Rías Bajas" (C/ Goitia 9, 28027 Madrid‎ - 917 411 256‎, caro pero excelente) y un delicioso vino cuyo nombre olvide, con las ruedas de invierno de mi coche, con "El Hombre Ilustrado" de Ray Bradbury, con mis compras de ropa elegante en un Factory (ahora estoy que lo rompo vestido de Massimo Dutti)...
...con las sonrisas de mi sobrino Enrique, alias el autentico Gobbo...

Y claro, con Cuenca. De allí saque algunas perlas como estas:


Diarreas mentales

Isanne: Feliz día de los Santos Inocentes
Draud: Aquí no hay nadie inocente
Quaid: Que levanten las manos los que sean inocentes.

Levanta la mano Henar.

Quaid: Y voy yo y me lo creo.
Henar: Aquí todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario.
Draud: ¿Inocente de que?
Quaid: ¿Inocente por donde?
Con amor, Henar :P


Unas recomendaciones literarias

Migraña - Oliver Sacks
El hombre que confundió a su mujer con un sombrero - Oliver Sacks
El tío Tungsteno - Oliver Sacks
Las mentiras de la ciencia - Federico Di Trocchio
The science of discworld - Terry Pratchett, Ian Stewart y Jack Cohen
Crónica del pájaro que da cuerda al mundo - Haruki Murakami

... y cinematográficas

Perfect Blue
Cliente muerto no paga
Dragon Blanco
Serial Experiment Lain (serie)
Last Exile (serie)
Darker than black (serie)
Push Nevada (Serie)

De los frikilógicamente eruditos Isanne, Megamaniaco y Draud.


Y una dedicatoria, para terminar, que alguien escribió en la hoja de mi personaje en la partida de Isanne (Un tal B.D. Dover, que nada me costó interpretar dado que se creía superior al resto de la gente, a la que consideraba fundamentalmente estúpida):

Como dijo Groucho Marx, y reitero en mi "bitácora", voy a escribir un rato, que entre tanta basura, aunque solo sea por darle la razón a las leyes probabilísticas, acabaré diciendo algo inteligente.
Quid pro quo, Clarise.


Muy buena dedicatoria, que tomo como Lema Vital Nº XXI.
Y aqui se despide por hoy Quaid, con complejo de chimpancé ante una vieja maquina de escribir a la que le falta la tecla "e", un enorme paquete de folios, cigarrillos, una botella de whisky, para servir en un vaso sucio de plástico y sin hielo, y una enfermera perturbada llamada "atención sorprendente por ciertas personas que me leen", metiéndome presión para que me ponga a redactar algo bueno.



Son las 0:59.
Adiós Orange.
Hola Movistar.

Tu tío, que ha pasado el test de alcoholemia...
Quaid el viajero.

4 comentarios:

isanne dijo...

Cómo que "alguien" escribió... y partida por cierto que te olvidaste de comentar en el resumen de la frikiconvivencia U_U.

Me alegra verte tan positivo :D

Draud Giovanni dijo...

Ehm creo que has descubierto el poder del alcohol con moderación por las venas... ahora te falta darle a Jim Morrison and the Doors leer y tratar de comprender sus letras... y empezaras a escribir metaforas sobre las metaforas que has ensado durante un metaforico segundo hundido en al alcohol.

Pobre Henar cuando lea eso... se le van a erizar los pelos!!

Un fuerte abrazo de esos que aun no te he dado porque positivo con positivo tol mundo sabe que no se pueden acercar demasiado ;)

Draud Giovanni dijo...

por cierto el Pajaro que da cuerda al mundo es de Haruki Kurakami y lo que has puesto como autor es el titulo original... ¿Pudiera ser?

tito Quaid dijo...

Lo primero, preservé la identidad de la persona que redacto la dedicatoria porque me parecía lo adecuado en ese momento, una especie de licencia del escritor... Pero hija, eres peor que los de la SGAE... Siii, fuiste tuuu...

En cuanto a Draud, lo primero, dudo que me de por Jim Morrison, no lo soporto y el papel de las paredes de los años setenta me traumatizó, con esas formas grandes y repetitivas.

El abrazo se acepta y tambien la correccion. Joer que fino hilamos cabroncete. No se te pasa una.

Gracias a todos por los comentarios y a pasarlo bien!