viernes, 6 de marzo de 2009

Sevilla y las chabolas de Bombay (opinión)

Querido Sobrino Gobbo:

Comienzo a escribirte esta bitácora merced a una nueva herramienta de esas gratuitas que a veces el mal pone en nuestras manos. No Google, sino Microsoft. Y es que estaba en casa intentando ver alguna película sin dormirme, planeando que película voy a ver al cine mañana (WATCHMEN y Gran Torino muy posiblemente), y finalmente me he hartado de dar cabezadas. Así no hay quien vea una película. Hagamos algo más productivo.

El caso es que si tenía cosas que hacer, cosas pendientes que contarte. Porque el pasado fin de semana, tuve la suerte de visitar a una buena amiga (a veces demasiado… creo que me consiente), en la hermosa Híspalis, también conocida como Sevilla.

Monumento de Sevilla

Ángeles se llama esta amiga, una niña tan monumental como la ciudad que la acoge, y en justa correspondencia aproveché unos días para devolverla la visita que ella nos hizo en Navidad a Sergio y un servidor. Su hospitalidad cumplió con creces, y también su atención a los detalles. De hecho, el primer día, y dado que días teníamos de sobra, fuimos a ver Varekai, un nuevo espectáculo del Circo del Sol que resulta muy recomendable de ver para asombrarse y reír como un niño.

Y luego teníamos claro, que visitar Sevilla.

La Giraldita que no falte

Acojonante el trabajo del artesonado

El patio de los naranjos... porque otra cosa no, pero naranjas en esta ciudad... Yo creo que las exportan a Valencia y allí dan el cambiazo.

La Torre del Oro

El Espaciopuerto de Naboo

Y ahora quiero currar en Sevilla joder. Eso de que se pueda ir por la calle a las tres de la mañana a 17ºC en pleno febrero es para que lo estudie Iker Jimenez.

Ya el último día, un poco hasta las trancas de andar y pasear por Sevilla, porque otra cosa no, pero con eso de que no tiene edificios altos aquí la cosa esta mu tendidita, y de que nos cogiese lluvia por la calle el sábado (que no es una maravilla, como dice el refrán, sino más bien una putada), nos metimos en el cine para ver una película. Como quiera que la señorita manda, y como quiera que es un pelín gafapasta (¡pero solo un pelín ojo!), entramos a ver

Slumdog Millionaire

En una comisaria de la India tenemos lo que probablemente no es más que el día a día. Torturan a un chico que han detenido por vete tu a saber que.

Pero este chico, apenas un adolescente, resulta que no es el caso habitual de raterillo de las calles de Bombay, ni un estafador de turistas, ni un asesino… y aunque a lo largo de su dura vida Jamal, se ha visto mezclado en todas estas tropelías, en esta ocasión es inocente. Y como veremos en la película, repasando su vida, nadie podría declararle culpable de todo lo demás.

Ahora le acusan de hacer trampa en un concurso de la tele, un concurso en el que cualquiera se puede convertir en millonario. Está a una pregunta de ganar más dinero del que podrá gastar en toda su vida. Y las dudas asaltan a la policía. ¿Como es posible que un perro callejero, un simple desheredado nacido en una chabola de un suburbio, conozca las respuestas?

Y es que a veces, confundimos con inteligencia la sabiduría. Mientras que la primera se nutre de conocimientos, la segunda se nutre de experiencias y sentido común. Algo de lo que Jamal, va sobrado.

Comprobareis que, para lo que es habitual en mi, la sinopsis no puede ser más corta.

También comprobareis que la película no se ajusta, en absoluto, al perfil tipo al que suelen corresponder las que centran mi interés. Incluso el hecho de haber recibido tantos Oscars me hacía desconfiar un poco, dado que los Oscars por lo general, y gracias a las enseñanzas de mi buen amigo Curro que me hicieron ver la luz, no son más que los premios que la industria se da a si misma.

Pero es una película que merece la pena. No se pueden contar más desgracias en menos tiempo de película, y conseguir que la gente salga feliz y radiante del cine.

Escuché cosas horribles de ella antes de ir a verla. Para empezar, Salman Rushdie la ponía de ridícula para arriba. Exacto, ese escritor tan famoso que nadie ha leído, y al que el Islam le condenó a muerte por haber escrito el somnífero “Los Versos Satánicos (algo contra lo que estoy firmemente posicionado… bastaría con que se arrepintiese públicamente y una orden judicial que le impidiese volver a escribir). Alguna opinión critica autorizada (?) decía que parecía rodada con un teléfono móvil. Actores novatillos, cuando no, sacados directamente de la calle. Uf…

Pero es una película con más sabor ingles que el Fish & Chips. Su director, Dany Boyle es el mismo que dio al frikismo la muy celebrada “28 días después”, y “Sunshine” una película de ciencia ficción muy notable en su planteamiento, desarrollo y muy desgraciadamente resuelta (aun así recomendable de ver). Tanto me ha gustado su trabajo aquí, que le he dado una segunda oportunidad a “28 días después” que nunca llegó a interesarme del todo. Y la verdad, es que vista con menos sueño, resulta una película de zombis notable, aunque adolece de un sonoro bache intermedio.

La música, toda de aire Bollywoodiense, es una de las fuerzas vivas de esta cinta, que acompaña a la perfección a las imágenes (no perderse el numero final de baile).

La fotografía por otro lado, y en contra de sus críticos, me encantó. Da un aire de realidad a la película que quizás no se habría conseguido con un estudio de primera, y precisamente supongo que un estudio de primera es el que ha hecho falta para conseguir este efecto… dioses, a veces me atrabunco más que Bilbo dando un discurso de cumpleaños… pero supongo que entendéis lo que he querido decir.

Los actores, pues sin más, maravillosos. En ningún momento dudé, en todo momento estuve dentro de la acción, emocionado y compartiendo sus triunfos y miserias (excepto cuando tuve que salir a hacer pis… joer con mis riñones, mira que son eficientes).

Una película, que en vista de lo larga que me esta quedando esta bitácora, no tardo más en recomendarte, querido sobrino, y sin otro particular me despido, no sin antes, meter la pata.



¡Cuak!

Conclusión: 9,1 de 10. Solo esta película podía desbancar a Benjamin Button. Justa ganadora en buena lid.

3 comentarios:

~Angi~ dijo...

Waiii!!! gracias por la entrada cielo!! :) me ha hecho mucha ilusión.
da gusto leer todo lo que escribes,como siempre :)
ya sabes,será todo un honor tenerte por Sevilla de nuevo,asi ke vente cuando kieras,además tenemos ke ver mas pelis!!
se te echa muchisimo de menos por akí
muchos besotes :*

Anónimo dijo...

ESOOOO!!!.... como que esté año tengo cuñado nuevo XD

annatolutti dijo...

oiii a annie tambien le encanto la entradaaa y annie quieree unaaa de how i meet my non friki friend si señor tendras que darme mas detalles del viaje por que pusiste mas peli que viajeee heee te quiero te mandooo besitossss